La nueva ordenanza del comercio local de Pamplona limitará la instalación de franquicias de grandes cadenas en avenidas como Carlos III

Carlos III
Carlos III
La nueva ordenanza del comercio local de Pamplona limitará la instalación de franquicias de grandes cadenas en avenidas como Carlos III

EH Bildu lanza el trámite de la Ordenanza de Impulso y Protección del Comercio Local, la primera vez que Iruñea regulará un texto normativo elaborado desde la oposición. Urbanismo también empieza a tramitar el miércoles el sistema de distancias que regulará el establecimiento de casas de apuestas, una iniciativa incluida en la propuesta de Ordenanza firmada por EH Bildu 

La comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Pamplona iniciará mañana formalmente el proceso de debate de la futura Ordenanza Municipal para el Impulso y Protección del Comercio Local, una iniciativa lanzada hace ahora un año por EH Bildu. Pero no será esta la única iniciativa normativa con sello de la coalición soberanista cuyo trámite se inicie esta semana ya que la comisión de Urbanismo, el próximo miércoles, abrirá el proceso de debate del sistema de distancias mínimas para regular las casas de apuestas, propuesta que EH Bildu lanzó en septiembre de 2019.

“Estamos hablando de dos hitos importantes de este Ayuntamiento ya que se trata de la primera vez que se tramitan, por iniciativa de un grupo de la oposición, ordenanzas municipales con carácter normativo”, destaca la formación abertzale. “La pena es que si el tripartito de derechas no se hubiera dedicado a paralizarlas durante tanto tiempo, quizá hubiéramos tenido herramientas eficaces como Ayuntamiento para evitar, por ejemplo, el cierre de comercios centenarios referenciales como La Algodonera, La Perla Vascongada, o Mercería Carmen”, lamenta la coalición.

Comercio, una seña de identidad para Pamplona-Iruñea

El objetivo de la Ordenanza Municipal para el Impulso y Protección del Comercio Local es reconocer la importancia estratégica del comercio local para la ciudad y establecer una serie de herramientas institucionales que contribuyan a impulsarlo, protegerlo y conservarlo, y, específicamente, a los establecimientos más emblemáticos. La propuesta de texto normativo se compone de 13 artículos y 24 apartados entre los que se mantiene, como elementos señeros, la elaboración de un censo de locales vacíos, la propuesta de limitar la proliferación de calles dominadas por grandes cadenas comerciales, el impulso de una bolsa de locales para emprendedores y un catálogo para la protección de locales emblemáticos.

Un primer bloque de propuestas, relacionadas con la creación de herramientas administrativas, mantiene la idea de una Oficina de apoyo y formación al Comercio Local que actúe en coordinación con el Gobierno de Navarra. Asimismo, se propone un Observatorio del Comercio Local que elaboraría un inventario sobre establecimientos comerciales y haría un seguimiento constante de la realidad del sector. En esta línea se propone la elaboración de un Mapa de las zonas o ejes comerciales estratégicos y de las zonas comerciales vulnerables, sobre las que actuar preferentemente para garantizar que todos los barrios tengan “al menos un ámbito comercial de alto interés”. En el plano urbanístico, el texto plantea que los proyectistas que actúen en el Casco Antiguo tengan que elaborar un estudio de inserción comercial ambiental de las fachadas para garantizar que las actuaciones respeten la trama tradicional de las calles, y el carácter peculiar de los locales comerciales. Asimismo, se quiere impulsar una Bolsa de Locales Comerciales integrada por locales públicos y privados que buscaría favorecer el emprendimiento dinamizando la actividad empresarial y comercial, al tiempo que se mantiene la propuesta de elaborar una señalética unitaria para todo el comercio de la ciudad. 

El mayor cambio entre la propuesta que ahora se debate y la que inicialmente se propuso está en la cláusula para limitar la proliferación de franquicias en una misma calle del Casco Antiguo o los Ensanches, donde la limitación se reconvierte y sólo afectaría a las grandes cadenas comerciales. Otro cambio se encuentra en la clasificación de los establecimientos emblemáticos a proteger. Se fijan hasta tres categorías: establecimientos de más de 75 años que hayan conservado casi todos sus elementos originales interiores y exteriores; locales que desarrollen una actividad singular que se distingue “por los conocimientos que implica y que son o han sido significativos de la cultura tradicional de esta Ciudad en los aspectos materiales, económicos y sociales”; y, establecimientos que contengan “elementos patrimoniales a proteger mediante su inclusión en el Catálogo del Plan Urbanístico Municipal de Pamplona-Iruña.

Casas de apuestas, un sistema de distancias para regular el sector

Respecto al sistema de regulación de las casas de apuestas, la propuesta normativa de EH Bildu lanzada en septiembre de 2019 incluía hasta diez artículos y abogaba por el establecimiento “de unas condiciones para la implantación de locales relacionados con el juego basadas en la fijación de unas distancias mínimas de estos respecto de cualquier centro educativo, cultural, juvenil, sanitario y deportivo, y de los espacios libres de uso preferente por jóvenes y niños”. Como punto más importante, la propuesta de EH Bildu abogaba por declarar zona libre de juego todas las calles situadas en un radio de 400 metros de instalaciones deportivas, culturales, educativas y recreativas, así como fijar en 400 metros la distancia mínima entre establecimientos de esta misma actividad. Esto implica, en el primer caso, cuadruplicar la distancia actualmente vigente (100 metros) y, en el segundo, introducir una cláusula que no se incluyó en la Ordenanza sobre Actividades Molestas, Insalubres, nocivas y Peligrosas aprobada en 2004. Es esta parte de la ordenanza la que, de forma desgajada, se empezará a tramitar este miércoles.

Pero el texto original que EH Bildu exigirá también que empiece a tramitarse propone también regular la prohibición publicitaria de este tipo de establecimientos, así como la eliminación de la cartelería de casas de apuestas de espacios públicos. En la misma línea y siguiendo legislaciones similares como la del tabaco, la propuesta reclama también que el Ayuntamiento no pueda subvencionar eventos patrocinados por casas de apuestas, sean éstas locales físicos o juego online. También en materia económica, el texto de EH Bildu propone crear una nueva norma fiscal que incluya un tipo del 15% para las cargas fiscales municipales aplicables a este tipo de establecimientos. Finalmente se pide intensificar las actividades informativas en los centros escolares sobre el uso que hacen los jóvenes de los juegos online y de apuestas, así como reforzar la formación de la Policía Municipal sobre infracciones relacionadas con este tipo de negocios, haciendo especial hincapié en el acceso de menores de edad.

Casas de apuestas para febrero, comercio para marzo

Según las previsiones de la coalición soberanista, la primera de estas dos iniciativas en ser tramitada ante el Pleno será la de las casas de apuestas. El miércoles la comisión de Urbanismo le dará traslado para que sea la Junta de Gobierno la que inicie formalmente el trámite y envíe la documentación para su estudio, análisis y enmienda por parte de los grupos municipales. “Lo esperable es que la aprobación inicial se produzca en el Pleno del próximo 4 de febrero”, aclara EH Bildu.

Respecto a la tramitación de la futura Ordenanza Municipal para el Impulso y Protección del Comercio Local, mañana en la comisión de Presidencia se inicia el periodo de estudio, análisis y enmienda por parte de los grupos que, según marca el reglamento, tiene que tener una duración mínima de una semana “aunque lo previsible es que se extienda 15 días o tres semanas”. Cumplido este trámite, la propuesta resultante (incluyendo las enmiendas que presenten los grupos) se lanzará al Pleno para su aprobación inicial. “Creemos que esto podría darse en el Pleno de marzo”, aventura la coalición soberanista. 

En ambos casos, tras la aprobación inicial se abriría un periodo de exposición pública y alegaciones, previa a la aprobación definitiva.

La nueva ordenanza del comercio local de Pamplona limitará la instalación de franquicias de grandes cadenas en avenidas como Carlos III
Comentarios