El calendario municipal, nuevo escenario de trifulca entre equipo de Gobierno y oposición en Pamplona

EH Bildu considera que "el equipo de Maya intenta saltarse otra vez la obligación de hacer un calendario municipal bilingüe" y  lo recurre ante el TAN.También reclaman a través de un recurso de alzada que se cumpla la Ordenanza del Euskara en carteles de obras, placas y señales informativas 

El calendario municipal, nuevo escenario de trifulca entre equipo de Gobierno y oposición en Pamplona

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona ha anunciado este jueves que va a formalizar dos nuevos recursos de alzada ante el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) por las vulneraciones conscientes y reiteradas del equipo de gobierno de Maya en la aplicación de la Ordenanza del Euskara, en lo que a soportes bilingües se refiere. En concreto, se denuncia la intención de editar de nuevo el calendario municipal en soportes diferenciados y el uso exclusivo del castellano en varios carteles, señales informativas y placas. “La falta de respeto no sólo hacia una de las lenguas cooficiales de la ciudad, sino hacia las personas que la hablan y hacia los propios dictámenes del TAN es descarada, pero lo peor es que Navarra Suma lo está haciendo de forma consciente e interesada para fomentar la confrontación discriminando a una de las realidades lingüísticas de esta ciudad”, denuncia la formación soberanista. 

El primero de los recursos denuncia el acuerdo de la Junta de Gobierno de 15 de noviembre en el que se aprueba que el calendario municipal de 2022 que reparte el Ayuntamiento a la ciudadanía, vuelva a hacerse en formato separado en euskara y castellano. Este acuerdo vulnera directa y expresamente la resolución 1016 del propio Tribunal Administrativo de Navarra que, expresamente, daba la razón a EH Bildu en su demanda de que la aplicación del concepto bilingüe, al que se refiere la Ordenanza, implica un mismo soporte en dos idiomas. En concreto, el grupo abertzale argumentaba que en su capítulo IV, la Ordenanza estipula la obligatoriedad de que todas las publicaciones del Ayuntamiento lo sean en bilingüe, es decir en castellano y en euskara, en un único soporte. “Los términos “bilingüe” que se reflejan en la presente Ordenanza conllevan que la información se dará en términos de igualdad en ambas lenguas: castellano y euskera. Ello implica, necesariamente, que los contenidos se ofrezcan en un único soporte o unidad”, argumentaba la formación y respaldaba el TAN en aquella resolución. Y cuando se establezca una excepción, como es el caso, se motive de forma suficiente, algo que el TAN entiende que no ha ocurrido. “Que ahora Navarra Suma quiera saltarse de nuevo la norma para discriminar a una parte de la población, además de una vulneración de derechos fundamentales, es prevaricación pura y dura”, sostiene EH Bildu.

Pero la formación soberanista firma un segundo recurso de alzada ante el TAN. Éste se refiere al uso reiterado y exclusivo del castellano en varios de los soportes que conforman el actual paisaje urbano de la ciudad. Y cuando lo hacen en bilingüe lo hacen de forma desequilibrada en perjuicio del euskera contraviniendo lo establecido en la Ordenanza. En concreto, el recurso se ilustra con cuatro ejemplos: el cartel de las obras de restauración del Baluarte de Parma; las placas de homenaje a las víctimas del terrorismo, la señalética del servicio de atención ciudadana y, por último, carteles informativos sobre colonias felinas. “Son cuatro ejemplos, pero se podrían aportar más, del incumplimiento reiterado de la Ordenanza del Euskara o de su aplicación a la carta cuestiones que en ningún caso estarían justificadas a tenor no sólo de la jurisprudencia del propio Tribunal Supremo, sino también por los reiterados pronunciamientos del Tribunal Administrativo de Navarra que dejan muy claro cuál es la interpretación del concepto de bilingüismo que invoca la normativa municipal”, argumenta la formación abertzale.

Ambos recursos solicitan al TAN que respalde, de nuevo, la aplicación de la Ordenanza y reclame al equipo de Gobierno su cumplimiento.

El calendario municipal, nuevo escenario de trifulca entre equipo de Gobierno y oposición en Pamplona
Comentarios