Así funciona el control de la calidad del agua en Pamplona: un algoritmo decide el itinerario para recoger muestras

Foto: Ayuntamiento de Pamplona
Foto: Ayuntamiento de Pamplona

La ciudad cuenta con 705 puntos de ‘agua de boca’ en espacios o edificios públicos, 360 de ellos fuentes

Así funciona el control de la calidad del agua en Pamplona: un algoritmo decide el itinerario para recoger muestras

El Ayuntamiento de Pamplona, a través del Servicio de Inspección de Sanidad Ambiental realiza diariamente el control de agua para consumo humano, así como revisiones del agua de las piscinas y vasos de hidromasajes y de los ríos que atraviesan el municipio, Arga, Elorz y Sadar. El año pasado las técnicas de este servicio recogieron 957 muestras de agua para análisis químicos y microbiológicos, tanto de agua de consumo, como de piscinas y de ríos.

Cada día un programa informático elige, con un algoritmo que busca la aleatoriedad, un itinerario de análisis de 4 a 6 puntos de agua de boca del total de 705 con los que cuenta la ciudad en espacios o edificios públicos. Y es que, aunque fuentes como tal en Pamplona hay 360, no sólo se analizan fuentes públicas de jardines y parques, sino también puntos de abastecimiento en escuelas infantiles, patios y comedores de colegios, polideportivos, edificios de Civivox o centros de trabajo en edificios municipales, es decir, todos los puntos en los que se accede a agua de boca que son competencia del Ayuntamiento. Hasta llegar a esa acometida, la responsabilidad sobre la calidad del agua recae en la Mancomunidad. A efectos operativos, la ciudad está dividida en 6 sectores y el programa escoge los puntos de forma que sean representativos de sectores diferentes.

Una vez tomadas las muestras se llevan al Laboratorio de Salud Pública de Navarra, con el que el Ayuntamiento de Pamplona colabora por convenio desde 2019. Se trata así de cotejar, diariamente, que el agua que está a disposición de la ciudadanía cumple con los criterios sanitarios de calidad del agua de consumo humano según los requisitos establecidos por la normativa.

Además de estas inspecciones diarias, cada año en el mes de enero se aprueba un calendario de muestreo en coordinación con el Laboratorio de Salud Pública en el que se acuerdan las muestras a tomar cada día de los diferentes programas (agua de consumo humano, agua de piscinas, agua de ríos…).  Aparte de las muestras diarias de agua de consumo humano, cada dos meses se toman dos muestras adicionales de agua consumo humano cada dos meses a las que se les realiza el llamado “análisis completo”, que incluye análisis de metales, herbicidas, trihalometanos y análisis microbiológicos, indicadores complementarios de contaminación. 

El Servicio de Inspección de Sanidad Ambiental está formado por cinco profesionales: dos técnicas, dos oficiales de Inspección y una persona en tareas administrativas. Su cometido forma parte de las obligaciones y de las competencias que asume la entidad local respecto de la salud de su ciudadanía. Hace más de 25 años que el Ayuntamiento de Pamplona tiene habilitado este servicio.



 

Así funciona el control de la calidad del agua en Pamplona: un algoritmo decide el itinerario para recoger muestras