El presunto asesino de la mujer y su hija quebrantó la orden de alejamiento hasta dos veces el día del crimen

Concentración junto al Ayuntamiento de Villaescusa en repulsa del asesinato de una mujer y su hija en Liaño. - JUAN MANUEL SERRANO ARCE/EUROPA PRES
Concentración junto al Ayuntamiento de Villaescusa en repulsa del asesinato de una mujer y su hija en Liaño. - JUAN MANUEL SERRANO ARCE/EUROPA PRES

El detenido pasará previsiblemente este lunes a disposición judicial

El presunto asesino de la mujer y su hija quebrantó la orden de alejamiento hasta dos veces el día del crimen

El presunto asesino de la mujer de 40 años y la hija de ambos de once meses en Liaño de Villaescusa quebrantó hasta en dos ocasiones la orden de alejamiento contra su expareja el día del asesinato, el pasado jueves.

Así lo han señalado la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones; el presidente regional, Miguel Ángel Revilla; y el alcalde de Villaescusa, Constantino Fernández, en declaraciones a la prensa durante la concentración llevada a cabo este domingo junto al Ayuntamiento en repulsa de la violencia machista, a la que han acudido unas 400 personas.

Quiñones ha indicado que con motivo de los incumplimientos de esta orden de alejamiento, en los que la Guardia Civil se personó para sacar al hombre de la vivienda, se abrió una información reservada para "esclarecer" los hechos y averiguar si el procedimiento ha sido "el adecuado" y los protocolos se han seguido "correctamente".

También ha avanzado que la investigación sigue su curso y el detenido, que sigue negando la autoría del crimen, pasará previsiblemente este lunes 20 a disposición judicial.

En cuanto al arma blanca con la que supuestamente se cometió el asesinato, Quiñones y Fernández han apuntado que por el momento "no se ha encontrado nada" y "parece ser que se está buscando el cuchillo".

Asimismo, el regidor ha lamentado que la víctima "rehusó" en dos ocasiones recibir la ayuda de los Servicios Sociales cuando se pusieron en contacto con ella al recibir la orden de alejamiento.

Además, ha apelado al compromiso de la ciudadanía porque "esto tiene que parar de una vez" y ha abogado tanto por aplicar las leyes como a dar la voz de alarma ante indicios de maltrato.

Por su parte, Revilla ha manifestado que "la Guardia Civil es muy eficaz, pero si en una tarde había ido dos veces y tenía una orden de alejamiento tampoco hubiera estado de más haberle llevado al cuartelillo o haberlo comunicado al juez".

"Veremos lo que ha fallado, pero sí es cierto que durante el jueves fue dos veces al domicilio teniendo la orden de alejamiento y no basta que haya dicho que no vuelvo", ha dicho el presidente cántabro, para quien "la persona que violenta una orden de alejamiento está cometiendo un delito y, por lo tanto, debiera ser objeto de una retención y comunicación a la autoridad judicial".

400 PERSONAS GRITAN 'BASTA YA'

Unas 400 personas, entre ellas autoridades y miembros de la Comisión 8 de Marzo, han acudido a la concentración de Villaescusa para condenar el asesinado de Eva y su hija de once meses, vecinas del municipio, con pancartas que decían 'La violencia machista la paramos unidas. Ni una más ni una menos' y 'Contra la violencia de género. Basta ya'.

El alcalde, visiblemente emocionado, ha leído un manifiesto en el que ha reconocido sentir "conmoción, rabia y, sobre todo, mucha pena", y estar viviendo momentos "realmente duros" por esta tragedia, que se suma al reciente accidente de tráfico en el que otra joven del municipio perdió la vida.

"No encuentro palabras, no hay razones", ha dicho el regidor, que ha trasladado el pésame y la solidaridad a la familia de las víctimas y la "pena" de todo el pueblo, que está "conmocionado" por este primer caso de violencia de género en Villaescusa.

A continuación, se ha guardado un minuto de silencio y el acto ha finalizado con un aplauso de los asistentes bajo el grito 'Basta ya. Ni una más ni una menos'.

El presunto asesino de la mujer y su hija quebrantó la orden de alejamiento hasta dos veces el día del crimen
Comentarios