Casado advierte de que "el personalismo no cabe en el PP", sin mencionar a Ayuso

El presidente del PP nacional, Pablo Casado, durante su intervención este domingo en la clausura del XVI Congreso Autonómico del PP de Andalucía, que se ha desarrollado este fin de semana en el Palacio de Congreso de Granada - Álex Cámara - Europa Press
El presidente del PP nacional, Pablo Casado, durante su intervención este domingo en la clausura del XVI Congreso Autonómico del PP de Andalucía, que se ha desarrollado este fin de semana en el Palacio de Congreso de Granada - Álex Cámara - Europa Press

De hecho, Casado ha llegado a admitir en su intervención que le da igual cuándo sean las elecciones andaluzas porque tiene la "plena convicción" de que Moreno va a "arrasar" y va a obtener una "mayoría aplastante o mayoría absoluta". El dirigente popular ha querido huir de esos mensajes que "enredan" y ha recalcado que lo que pasa en Andalucía lo han decidido y lo seguirán decidiendo siempre Juanma Moreno y el PP andaluz

Casado advierte de que "el personalismo no cabe en el PP", sin mencionar a Ayuso

El presidente del PP, Pablo Casado, ha clausurado este domingo el 16º Congreso del PP en Andalucía, en un acto en el que no ha mencionado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tras los consejos que ésta dio al presidente de Andalucía, Juanma Moreno, sobre convocar elecciones en la región cuando lo considere, y no cuando quiera Génova.

"Somos un gran equipo, una gran orquesta, aquí no caben los solistas, somos una orquesta afinada, armónica, donde prima una partitura fuerte, no la suma de planes individualistas; el personalismo no cabe en el PP", ha asegurado el máximo responsable del partido, sin hacer mención expresa a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Y es que, a juicio de Casado, el PP es "demasiado importante" para intentar "poner por encima los intereses de cada uno y arriesgar la inmensa responsabilidad" que tiene la formación en una "hoguera de vanidades que no conduce a ninguna parte". "Esto no es un 'talent show' de megalomanías", ha añadido, al tiempo que ha defendido en varias ocasiones la labor de los presidentes autonómicos del PP.

De hecho, Casado ha llegado a admitir en su intervención que le da igual cuándo sean las elecciones andaluzas porque tiene la "plena convicción" de que Moreno va a "arrasar" y va a obtener una "mayoría aplastante o mayoría absoluta". El dirigente popular ha querido huir de esos mensajes que "enredan" y ha recalcado que lo que pasa en Andalucía lo han decidido y lo seguirán decidiendo siempre Juanma Moreno y el PP andaluz.

Además, se ha deshecho en halagos hacia Moreno. "Cuando se hablaba de acabar con la corrupción, fuiste a abrir las ventanas y levantar las alfombras en San Telmo; esta tierra no merecía ser noticia por los casos de corrupción y ahora es noticia por la honestidad, la transparencia, la rendición de cuentas, que es lo que caracteriza a los gobiernos del PP", ha afirmado.

Y, a continuación, ha advertido de que "sea quien sea, esté donde esté, el que haga algo irregular o lo consienta en cualquier administración gobernada por el PP, no tendrá cabida en este partido", pues para Casado "la corrupción es la peor lacra que tiene la función pública".

"LA MENTIRA ESTÁ INSTITUCIONALIZADA" EN EL GOBIERNO
El líder de los 'populares' ha aprovechado su discurso para cargar contra el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ya que, tal y como ha aseverado, "nunca un gobierno ha tenido tanto" mientras ha "permitido que los españoles tuvieran tan poco".

En este sentido, considera que desde el Gobierno "presumen" de la llegada de fondos europeos, cuando por otro lado crean nuevos impuestos. "Hablan de escudo social pero sufrimos 4 millones de parados, 6 millones en riesgo de pobreza severa, 1 millón en las colas del hambre", ha relatado. "Y presumen de recuperación justa, pero tenemos una inflación récord, la luz disparada, el problema con la vivienda y tenemos el campo absolutamente desesperado", ha añadido.

Así, tal y como ha continuado, "pretenden hacer el timo del tocomocho", que consiste, según Casado, en "recibir fondos europeos para repartirlos a dedo con sus amigos, con las administraciones donde gobierna, con las empresas que les puedan deber algo, y al mismo tiempo dicen subir hasta un margen de 80.000 millones de euros, y subir todo lo que cada día a día tienen que hacer los españoles".

Casado también ha querido rememorar este domingo el décimo aniversario de las elecciones generales en las que Mariano Rajoy se hizo con la mayoría. Durante su gobierno, según ha comentado Casado, se redujo el fracaso escolar un 10%, se incrementaron las pensiones un 16% de media, se pagó una deuda de 40.000 millones de déficit de infraestructuras. Es decir, hizo de "todo" pero "sin tocar el Estado de bienestar".

En este punto, el líder 'popular' ha defendido que el PP es la "alternativa" al Gobierno actual de Sánchez, al apostar por "decir siempre la verdad aunque duela". "Yo siempre voy a decir la verdad aunque la manipulen, aunque la contesten con insidias, calumnias", ha advertido Casado, que considera que con el Gobierno de Sánchez "la mentira está institucionalizada".

Y ha puesto como ejemplo de "decir la verdad" cuando el PP alertaba de que Sánchez pactaría con EH Bildu, ERC y Unidas Podemos. "Nos decían que éramos unos exagerados y que mentíamos para ir a las urnas y engañar a la gente, y al final lo han hecho", ha lamentado.

Casado advierte de que "el personalismo no cabe en el PP", sin mencionar a Ayuso