Medio Ambiente destina 263.0000 euros para la contratación de guardas de caza, la prevención de daños y la mejora del hábitat de especies cinegéticas

Las beneficiarias de estas ayudas son las asociaciones de cazadores locales y las entidades locales de Navarra
Medio Ambiente destina 263.0000 euros para la contratación de guardas de caza, la prevención de daños y la mejora del hábitat de especies cinegéticas

Medio Ambiente destina 263.000 euros en ayudas para la contratación de guardas de caza, la prevención de daños y la mejora del hábitat de especies cinegéticas para el año 2022, a través de dos convocatorias cuyas beneficiarias son, por un lado, las asociaciones de cazadores locales y, por otro, las entidades locales de Navarra que sean responsables de la gestión de sus respectivos cotos locales.

El objetivo de la primera convocatoria, dotada con 223.000 euros, es impulsar la presencia estable de guardas de caza en los acotados con el fin de dotarlos de la vigilancia necesaria para el seguimiento, gestión y mantenimiento de sus recursos naturales y minimizar o disminuir el riesgo de los daños que generan ciertas especies cinegéticas en los hábitats agrarios y forestales.

Asimismo, estas ayudas persiguen mejorar la capacidad de acogida de los hábitats para dichas especies.

El plazo para presentar las solicitudes concluye el 11 de febrero.

De total de estas las ayudas, 103.000 euros se destinarán a sufragar parte de la contratación de los guardas de caza, cuyas funciones serán, entre otras, la vigilancia, control y seguimiento de las poblaciones de especies cinegéticas; el control de depredadores; la realización de labores de enlace entre la Administración, los cazadores y los agricultores o ganaderos; y el mantenimiento de la señalización y otras infraestructuras como palomeras.

La partida reservada a la prevención de daños y mejora del hábitat es de 120.000 euros. Serán subvencionables el desbroce de matorral para la mejora del hábitat de especies de fauna; las plantaciones de árboles y/o arbustos; la creación de balsas de interés para las especies de fauna cinegética; los costes de barreras físicas para la protección de cultivos; o las bandas sin cultivar en parcelas agrícolas.

La figura del guarda de caza se considera una herramienta de apoyo a la sostenibilidad de la actividad cinegética, especialmente en los casos, como Navarra, en que ésta se fundamenta en poblaciones de fauna silvestre. La formación exigida a estos guardas, con conocimientos en ecosistemas y fauna silvestre, debe garantizar un respaldo técnico a la gestión de la caza realizada por sus titulares.

Ayudas para entidades locales

La segunda convocatoria, publicada hoy en el BON, destina 40.000 euros a entidades locales de Navarra para la prevención de daños provocados por especies cinegéticas en 2022.

El objetivo de estas ayudas es sufragar parte de los gastos derivados de la adquisición de material, como mallas para la protección de los cultivos, tubos protectores o pastores eléctricos, con el fin de minimizar o disminuir el riesgo de los daños que generan ciertas especies cinegéticas en ámbitos agrarios o forestales ubicados en acotados cuya gestión es llevada a cabo directamente por Entidades Locales de Navarra.

El plazo de presentación de las solicitudes concluirá el 14 de febrero.

Seis meses antes

Se da la circunstancia de que, en un proceso de mejora continua en relación con la tramitación de ayudas, ambas convocatorias se publican con seis meses de antelación con respecto a las del año 2021. De esta manera, se posibilita, una mejor implementación de acciones subvencionadas.

Asimismo, próximamente se publicará el resto de las convocatorias de ayudas relacionadas con la actividad cinegética destinadas a entidades locales.

Medio Ambiente destina 263.0000 euros para la contratación de guardas de caza, la prevención de daños y la mejora del hábitat de especies cinegéticas
Comentarios