Los grupos de acción local de Navarra se unen para afrontar el reto climático en un proyecto común

Foto: La consejera Gómez, junto con el resto de participantes en la presentación del proyecto 'Sostenibilidad Rural afrontando el reto climático en común' - GOBIERNO DE NAVARRA
Foto: La consejera Gómez, junto con el resto de participantes en la presentación del proyecto 'Sostenibilidad Rural afrontando el reto climático en común' - GOBIERNO DE NAVARRA

Más de 240 municipios están incluidos en el plan cuyo objetivo es avanzar en la transición energética del territorio rural de Navarra 

Los grupos de acción local de Navarra se unen para afrontar el reto climático en un proyecto común

El Consorcio EDER, el Grupo de Acción Local de la Zona Media, TEDER y CEDERNA GARALUR han presentado este viernes un proyecto de sostenibilidad rural con el reto de afrontar el cambio climático en el centro de sus objetivos y en el que el fin principal es acompañar a las entidades locales en el planeamiento y ejecución de las acciones orientadas a la adaptación y mitigación del cambio climático.

 

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Itziar Gómez, ha destacado en la presentación la "importancia del desarrollo de este proyecto de cooperación en la lucha frente al cambio climático", denominado 'Sostenibilidad Rural afrontando el reto climático en común'.

"Navarra ya ha iniciado su transición ecológica, necesaria para hacer frente a la emergencia climática. La estrategia Navarra-Nafarroa Green cuenta con herramientas imprescindibles, como la Ley Foral de Cambio Climático y Transición Energética o la Hoja de ruta Klina, y el proyecto se convierte en otra herramienta fundamental por su vinculación al territorio y por la fortaleza de emprenderlo por el conjunto de los grupos de acción local de toda la comunidad foral", ha señalado.

El objetivo general del proyecto es la cooperación entre las entidades locales de Navarra para el cumplimiento de los compromisos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la adaptación al cambio climático en los territorios rurales.

Un total de 243 municipios están incluidos en este plan, en el que se busca garantizar apoyo técnico a las entidades locales, los negocios locales y la ciudadanía para la toma de decisiones y la puesta en marcha de iniciativas en pro de la sostenibilidad ambiental identificando y difundiendo acciones de mejora, promocionando el autoconsumo energético y la conformación de comunidades ciudadanas de energías renovables y asesorando sobre la búsqueda de soluciones y ayudas públicas.

El presupuesto global para llevar adelante este proyecto, que se inició en febrero de 2022 y se extenderá hasta julio de 2023, asciende a 231.858 euros financiados por el PDR de Desarrollo Rural.

PLANES DE ACCIÓN POR EL CLIMA Y LA ENERGÍA

Una de las principales líneas de acción del proyecto es la ejecución de los Planes de Acción por el Clima y la Energía (PACES) que esta misma semana se han presentado a 154 ayuntamientos de Navarra. En total se han elaborado 18 planes, 17 agrupados y uno particular para Tierra Estella con medidas concretas de adaptación y mitigación contra el cambio climático.

Esta iniciativa, financiada al 100% por el proyecto LIFE-IP NAdapta-CC del Gobierno de Navarra, compromete a las Entidades Locales a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en su territorio en un 40% como mínimo de aquí a 2030, en particular a través de la mejora de la eficiencia energética y un mayor uso de fuentes de energía renovables y a aumentar su resiliencia mediante la adaptación a las repercusiones del cambio climático.

Para su elaboración, técnicos del departamento de Medio Ambiente y de Nasuvinsa han trabajado durante los últimos meses con los ayuntamientos adheridos al Pacto de Alcaldías para determinar las medidas prioritarias frente al cambio climático.

'SOSTENIBILIDAD RURAL, AFRONTANDO EL RETO CLIMÁTICO EN COMÚN'

El plan establece distintas líneas de acción; la primera de ellas tiene que ver con el acompañamiento a las entidades locales en el desarrollo de los PACES (Planes de Acción por el Clima y la Energía), prestando asesoramiento a 59 entidades locales para la ejecución de acciones ya identificadas en esta hoja de ruta, para la búsqueda de financiación y para la puesta en marcha de acciones piloto en otras tantas entidades locales.

También son otro de los objetivos del proyecto los negocios locales, a quienes se ofrece un servicio de consulta personalizada. Entre las acciones se encuentra la captación de empresas dispuestas a elaborar un diagnóstico de medidas de sostenibilidad que pueda ser después implementado en otros negocios del mismo sector.

Esta línea de acción alcanzará en total a medio centenar de negocios de 13 sectores diferentes. Otro paquete de actuaciones trabaja en el fomento del autoconsumo, tanto en las entidades locales como en el sector residencial, y en la promoción de las comunidades energéticas, a través de charlas divulgativas y de un servicio de asesoramiento personalizado.

A lo largo del proyecto se llevarán a cabo unas treinta charlas y se ofrecerá asesoramiento sobre autoconsumo a más de un centenar de personas. Igualmente, se acompaña a entidades que adapten sus instalaciones de autoconsumo compartido a los nuevos coeficientes "dinámicos" de reparto de la producción fotovoltaica.

Los grupos de acción local de Navarra se unen para afrontar el reto climático en un proyecto común