El Gobierno busca mantener la protección a los animales que realizan tareas específicas como perros pastores o rescate

Los perros detectores de coronavirus Valo y Kosti en el aeropuerto de Helsinki-Vantaa, en Finlandia. - EGIL BJÖRKMAN
Los perros detectores de coronavirus Valo y Kosti en el aeropuerto de Helsinki-Vantaa, en Finlandia. - EGIL BJÖRKMAN

Muestra su disconformidad a la toma en consideración de la proposición de ley para modificar la ley de animales de compañía

El Gobierno busca mantener la protección a los animales que realizan tareas específicas como perros pastores o rescate

El Gobierno de Navarra ha adoptado, en su sesión de este miércoles, un acuerdo por el que manifiesta su disconformidad a la toma en consideración de la proposición de ley foral para modificar parcialmente la Ley Foral 19/2019, de 4 de abril, de protección de los animales de compañía en la Comunidad foral.

Según ha indicado el Gobierno, la iniciativa legislativa expresa en su exposición de motivos que la realidad social y funcional del empleo de animales de trabajo, auxiliares o con función social, encuentra problemas de sostenibilidad y desarrollo, al englobarse de forma genérica en las normativas de protección de animales de compañía, cuya principal actividad no es la de hacer compañía ni suelen residir en el hogar.

Además, dice el Ejecutivo, añade que muchas de las actividades en las que se emplean animales de trabajo, auxiliares o con función social, ya disponen de una normativa sectorial (como es el caso de los animales que participan en espectáculos taurinos, que ya fueron una excepción en el texto inicial).

La Ley Foral 19/2019 excluye de su ámbito de aplicación determinados grupos de animales cuya protección y bienestar están regulados por normativa sectorial, como es el caso de los animales que se dedican a la producción ganadera, a la experimentación animal, los animales de la fauna silvestre y los que residen en parques zoológicos.

Sin embargo, el Gobierno considera que "la modificación que se propone tiene un alcance distinto, ya que plantea la exclusión de la normativa de protección de los animales de aquellos que realizan unas tareas específicas, como la caza, la guarda, perros pastores, perros de asistencia, perros y hurones de caza, perros recolectores (de setas o de trufa), perros de rescate y perros utilizados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado". Además, menciona a aves de cetrería, aves de silvestrismo, perdices y otras aves de reclamo, palomas de columbicultura y colombofilia, así como otros animales dedicados a actividades deportivas federadas.

El Gobierno cree que "el hecho de destinar un animal a una finalidad concreta sí es compatible con la aplicación de una normativa que regule la protección y el bienestar de dichos animales, como ocurre con los animales destinados a otros fines, como la producción o experimentación, en los que la regulación específica incluye normas relativas a su protección y bienestar".

El Gobierno de Navarra ha recordado que esta ley Foral fue aprobada en 2019 con un amplio consenso tanto de los grupos parlamentarios (no recibió ningún voto en contra) como de todos los colectivos implicados que participaron en su elaboración y desarrollo, tanto asociaciones de protección de animales como colectivos de cazadores, municipios, veterinarios o cuerpos policiales, entre otros.

El Gobierno busca mantener la protección a los animales que realizan tareas específicas como perros pastores o rescate
Comentarios