Vecinos de Erripagaña se quejan al Defensor del Pueblo ante el "abandono" por parte de las administraciones

Foto: Erripagaña
Foto: Erripagaña
Ha indicado que el Gobierno de Navarra ha retrasado las dotaciones educativas y sanitarias que le corresponden y que los ayuntamientos "no han proyectado nada y se limitan a un gasto mínimo de mantenimiento mientras recaudan suculentos ingresos"
Vecinos de Erripagaña se quejan al Defensor del Pueblo ante el "abandono" por parte de las administraciones

La Asociación de Vecinos de Erripagaña ha presentado este miércoles una queja ante el Defensor del Pueblo por "la situación de abandono por parte de las administraciones públicas que tienen competencias en ese ámbito: el Gobierno de Navarra y los ayuntamientos de Burlada, Pamplona, Egüés y Huarte".

Según ha indicado la Asociación, Erripagaña cuenta actualmente con 4.500 viviendas habitadas, y se prevé que llegará a las 6.300. "Estos datos proyectan una población actual de 12.400 personas y una población final de 17.300", ha añadido, para añadir que "una vez que está completado el desarrollo urbanístico, el vecindario nos encontramos sin ninguna dotación ni servicio planificados y necesarios".

Ha indicado que el Gobierno de Navarra ha retrasado las dotaciones educativas y sanitarias que le corresponden y que los ayuntamientos "no han proyectado nada y se limitan a un gasto mínimo de mantenimiento mientras recaudan suculentos ingresos". "Mientras tanto, se multiplican las desigualdades en derechos y obligaciones. Uno de los ejemplos más flagrantes se da en las tasas de contribución urbana. La contribución de los vecinos que pertenecen a Pamplona es un 80% más alta que la de los vecinos que corresponden al Valle de Egüés. Pamplona cuenta con una tasa contributiva para el 2022 del 0,3948%, Burlada del 0,338%, Huarte del 0,2555% y el Valle de Egüés del 0,22%", ha expuesto.

Según ha indicado la asociación, "también hay ejemplos de desigualdades en el ámbito educativo en cuanto a las subvenciones para el comedor escolar, que dependen del empadronamiento". "La misma situación se da en las escuelas infantiles municipales. La escuela infantil municipal Mendillorri, siendo más cercana a los burladeses y sarrigurrenses de Erripagaña que a los pamploneses, deja de facto fuera a quienes no estén empadronados en la capital. Además, las escuelas municipales de Pamplona son gratuitas para sus ciudadanos", ha comentado.

En el ámbito deportivo, ha agregado, el campo municipal de fútbol de Erripagaña (del UCD Burladés) se sitúa frente a viviendas pertenecientes a Pamplona. "A pesar de ello, en las escuelas deportivas de fútbol base, difícilmente pueden obtener plaza los niños de dicho bloque porque la prioridad es para empadronados en Burlada", ha apuntado la asociación, que ha afirmado que, en cuanto a comercio, "tanto los recursos como ayudas de las que disponen los ayuntamientos son muy dispares, al igual que las licencias y tasas que aplica cada uno".

Se queja también la asociación del transporte público urbano, ya que "Burlada y Huarte no tienen conectado su núcleo urbano con Erripagaña, mientras que Pamplona y Valle de Egüés sí lo tienen". Sobre la policía local, ha dicho que es un servicio "diverso según la capacidad de cada cuerpo, aunque tiene en común que para cada policía el trozo de Erripagaña no es relevante respecto al resto de cada municipio".

Desde la asociación se pide al Defensor del Pueblo que "se ejecute todo el PSIS de Erripagaña, especialmente las dotaciones y servicios que la ciudadanía necesita con urgencia", que los vecinos de esta zona tengan los mismos derechos y obligaciones, independientemente del municipio donde vivan; que se debata y se ponga en práctica "el mejor modelo administrativo y de gestión del territorio" y que se haga una análisis de costes e ingresos pasados y futuros y un estudio de viabilidad financiera, "para establecer una hoja de ruta de inversiones y tomar las medidas que garanticen la sostenibilidad del barrio y la prestación de servicios de calidad".

Vecinos de Erripagaña se quejan al Defensor del Pueblo ante el "abandono" por parte de las administraciones
Comentarios