Educación presenta el Decreto Foral de creación del Centro de Recursos para la Equidad Educativa de Navarra

n la sesión se ha presentado la resolución por la que se aprueba el protocolo de intervención ante conductas problemáticas que conllevan una grave desregulación en alumnado con necesidades educativas especiales en la Comunidad foral, una herramienta de intervención basada en el modelo de Apoyo Conductual Positivo que los centros pueden incorporar a sus Planes de Convivencia de los centros
Educación presenta el Decreto Foral de creación del Centro de Recursos para la Equidad Educativa de Navarra

El consejero de Educación del Gobierno de Navarra, Carlos Gimeno, ha presentado este viernes el Decreto Foral que crea el Centro de Recursos para la Equidad Educativa en Navarra (CREENA) como centro "altamente cualificado de referencia en el ámbito de la inclusión educativa".

Así lo ha dado a conocer en el transcurso de una comparecencia en la que, acompañado del director general de Educación, Gil Sevillano, ha avanzado asimismo el contenido del proyecto de una nueva Orden Foral de Inclusión. En la sesión se ha presentado la resolución por la que se aprueba el protocolo de intervención ante conductas problemáticas que conllevan una grave desregulación en alumnado con necesidades educativas especiales en la Comunidad foral, una herramienta de intervención basada en el modelo de Apoyo Conductual Positivo que los centros pueden incorporar a sus Planes de Convivencia de los centros.

EL NUEVO CREENA

El Decreto Foral del nuevo CREENA "transforma el actual centro en una nueva entidad que actualizará su respuesta a las necesidades del sistema educativo" y "se consolida como un centro de apoyo técnico del Departamento de Educación para la aplicación de las directrices, protocolos y programas que cimientan la inclusión de todo el alumnado. En especial, la del que presenta "necesidades educativas especiales, dotado de una estructura de apoyo especializado, acompañamiento y colaboración con la comunidad educativa: las familias, los equipos directivos y todos los profesionales que participan en la atención del alumnado".

La intervención del CREENA "será complementaria y subsidiaria a la que se preste por los recursos ordinarios de cada centro educativo y, en todos los casos, será formativa y potenciadora de la autonomía de los mismos, sin suplantarlos o sustituirlos".

En este "nuevo camino de normalización e inclusión", el nuevo Decreto foral del CREENA "actualiza sus respuestas para la inclusión de todo el alumnado, y en especial la del que presenta necesidades educativas especiales por afrontar barreras que limitan su acceso, presencia, participación o aprendizaje".

DESDE EDUCACIÓN INFANTIL

CREENA desarrollará sus funciones en relación con todo el alumnado en centros educativos que impartan las enseñanzas de primer y segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Educación Básica de Personas Adultas, Formación Profesional y Artes Plásticas y Diseño y Centros de Educación Especial, sostenidos con fondos públicos y situados en la Comunidad Foral de Navarra.

El Centro de Recursos para la Equidad Educativa en Navarra dependerá orgánicamente de la unidad del Departamento de Educación competente en materia de inclusión y tendrá sede en Pamplona y Tudela. El principal objetivo del CREENA es "la mejora de la respuesta educativa a la diversidad del alumnado, atendiendo a los principios de equidad, normalización e inclusión".

Para ello, fomentará actuaciones inclusivas en el entorno educativo de todo el alumnado por medio del acompañamiento y asesoramiento a todos los agentes de la comunidad educativa, investigación y acciones formativas, difusión y promoción de proyectos innovadores y la actualización permanente en los avances científicos relativos a la equidad e inclusión.

En este sentido, el CREENA "actuará como un centro especializado que, además de la atención directa a los centros, en función de sus necesidades, trabajará en la investigación y búsqueda de nuevas metodologías inclusivas que ayuden al desarrollo del alumnado, el análisis de las experiencias ya implantadas en centros ordinarios y en centros de educación especial y la formación, acompañamiento y apoyo a los centros y a las familias". Todo ello, "garantizando, mediante el seguimiento de sus actuaciones, la mejor respuesta educativa a la diversidad del alumnado atendiendo a los principios de normalización e inclusión, equidad y pertenencia".

Entre sus objetivos está también el de potenciar la formación de sus profesionales en el ámbito de la innovación pedagógica y tecnológica colaborando con el ámbito universitario y otras entidades tanto públicas como privadas, entre otras las entidades del tercer sector de acción social, y transmitiendo esta formación a los profesionales de los centros educativos.

ESTRUCTURA

El nuevo CREENA tendrá tres áreas funcionales: asesoramiento y acompañamiento, innovación y gestión. Los programas, atendiendo a sus características, serán los siguientes: programa de Transformación de Centros y DUA para la Inclusión; programa de Necesidades Educativas Especiales; programa de Comunicación; programa de Autonomía, Accesibilidad y Empleo; programa de Atención Temprana; y programa de Atención Hospitalaria y Domiciliaria.

CREENA tendrá como órganos de gobierno un equipo directivo integrado por el director o directora y las personas responsables de área; una comisión de coordinación integrada por el equipo directivo y las personas coordinadoras de programa y un claustro integrado por todo el personal educativo adscrito al centro.

ORDEN FORAL DE INCLUSIÓN

En la misma comparecencia, han dado a conocer el enfoque de la nueva Orden Foral de Inclusión que recoge una contextualización "inclusiva, alineada con los principios de la LOMLOE: principio de no segregación; corresponsabilidad de todo el claustro y carácter preventivo/proactivo frente a la actual concepción de modelo reactivo".

El proyecto de orden foral "formula un tratamiento inclusivo de la escolarización mediante la distribución equilibrada del alumnado extendiendo y concretando la responsabilidad de la coordinación a todos los niveles posibles": equipo docente, de ciclo, claustro, inter-centros e interetapas, además de plantear el trabajo en red con otros centros y con agentes externos.

Respecto al Plan de Atención a la Diversidad, la nueva orden foral propone actuaciones "más concretas" para "identificar barreras y medidas basadas en el principio general de la inclusión y la equidad, además de contener todo lo relacionado con la accesibilidad y con la evaluación psicopedagógica como un instrumento que facilite la identificación de barreras y la adopción de medidas apropiadas para todo tipo de alumnado".

RESOLUCIÓN DE CONDUCTA

De igual forma, el departamento ha dado a conocer la "inmediata" aprobación de la resolución por la que se aprueba un protocolo de evaluación, análisis e intervención ante conductas problemáticas que conllevan una grave desregulación en alumnado con necesidades educativas especiales.

El objetivo fundamental de este protocolo es el de "articular y mejorar las prácticas que se asocian al manejo de conductas que se describen como gravemente problemáticas para lo cual se integrará en el Plan de Convivencia de los centros educativos".

Con este protocolo se pretende satisfacer la demanda realizada por los profesionales de contar con instrumentos que "regulen y orienten la intervención de la forma más eficaz y segura posible". En su elaboración han participado los cuatro centros navarros de Educación Especial, el equipo de conducta del CREENA y se ha contado con asesoramiento especializado.

El protocolo contempla tres fases: fase de evaluación, fase de intervención y fase de seguimiento. En la fase de intervención se aplicará el plan individual de apoyo diseñado para cada caso y en el que se podrán establecer tanto medidas preventivas como medidas reactivas que podrían llegar a tener el carácter de medidas restrictivas si fuera necesario.

Además, propone, si procediera, el tratamiento interdisciplinar que posibilite una intervención coordinada de diferentes profesionales (docentes, sanitarios, emergencias, sociales) y la colaboración de las familias o representantes legales. El protocolo se acompaña de guías orientativas para facilitar su aplicación y que estarán a disposición de todos los centros educativos.

Educación presenta el Decreto Foral de creación del Centro de Recursos para la Equidad Educativa de Navarra
Comentarios