El 73,9% de los ingresos corrientes en la educación privada en Navarra los aporta la Administración, mientras que en la concertada asciende al 77%

Foto: Sede del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra
Foto: Sede del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra

Este tipo de centros ha pasado de 70 a 89 en los últimos diez años y el 60% de los centros pertenecen a instituciones sin fines de lucro y el resto son sociedades mercantiles y cooperativas (20% de cada tipo)

El 73,9% de los ingresos corrientes en la educación privada en Navarra los aporta la Administración, mientras que en la concertada asciende al 77%

La Administración pública aportó en el curso 2020/2021 el 73,9% de los ingresos corrientes en la educación privada y el 77% en centros concertados de Navarra, según la encuesta de financiación y gastos de la enseñanza privada no universitaria elaborada por el Instituto de Estadística de Navarra.

Dicho trabajo refleja que en los últimos años aumenta el número de centros privados en Navarra, pasando de 70 centros en el curso 2009-10 a 89 en el curso 2020-21, debido en gran medida al aumento de centros no concertados (17 más).

El 60% de los centros pertenecen a instituciones sin fines de lucro y el resto son sociedades mercantiles y cooperativas (20% de cada tipo).

El alumnado aumenta en más de 3.500 personas (9,7%) en el curso 2020-21 respecto al curso 2009-10. Respecto al curso 2014-15, se produce un aumento del alumnado del 1,7% y destaca el aumento del alumnado en los centros no concertados (+1.156) y la disminución de 483 estudiantes en los centros concertados.

En los niveles de Educación Infantil y Primaria, que suponen más del 50% del alumnado total, existe una tendencia decreciente del número de estudiantes, mientras que en el resto de niveles la evolución es positiva.

En los centros no concertados, los niveles con mayor porcentaje de alumnado son Educación Infantil (32,6%) y Enseñanzas profesionales de Grado Superior (30,7%).

El personal total del centro aumenta en 635 personas (17,6%) respecto al curso 2009-10 y un 12,8% (481 personas) respecto al curso 2014-15.

Por función o trabajo desempeñado, es el profesorado quien más ha aumentado, mientras que el personal de servicios complementarios y otro personal aumentan ligeramente con respecto a años anteriores.

Respecto al curso 2014-15 aumentan tanto el número de mujeres (+270) como el de hombres (+211). En el curso 2020-2021, el 72% del personal total eran mujeres y aumenta hasta el 86,8% en el caso del personal de servicios complementarios.

Los gastos corrientes que tuvieron el conjunto de centros privados en el curso 2020-21 fueron de 193.245.000 euros, un 15,4% más que el curso 2014-15 y los ingresos corrientes que percibieron fueron de 194.167.000 euros (un 13,6%).

En cuanto a la fuente de financiación de la enseñanza no universitaria, el 73,9% de los ingresos corrientes procedieron de la Administración pública (un punto porcentual más que en el curso 2014-15). Por su parte, el 21,6% correspondió a cuotas pagadas por los hogares.

En los centros concertados se destinó el 77% a retribuciones del personal y el 23% restante a gastos en bienes y servicios. En los no concertados, el 62,3% se dedicó a gastos de personal y el 37,7% a bienes y servicios.

Los ingresos corrientes que percibieron el conjunto de centros privados en el curso 2020-21 se situaron en los 4.882 euros por estudiante (un 11,7% más que en el curso 2014-15). En los centros concertados fueron de 4.896 euros (un 12,3% más que en 2014-15) y en no concertados de 4.595 (un 5,7% menos).

Las subvenciones públicas por alumnado fueron de 3.607 euros, un 13,2% más que en el curso 2014-15. En los centros concertados fueron de 3.771 euros por estudiante. Las cuotas educativas por estudiante abonadas por los hogares ascendieron a 731 euros, siendo de 582 euros en el curso 2014-15.

En cambio, las cuotas por servicios complementarios (transporte escolar, comedor y otros) ofertados descendieron de los 493 euros por estudiante a 314 euros en el curso 2020-21, motivado en gran medida por las restricciones debidas a la Covid-19.

Los gastos corrientes por estudiante alcanzaron los 4.859 euros (un 13,5% más que en el curso 2014-15). En centros no concertados el gasto por alumnado fue de 4.318 euros. Las retribuciones por alumnado de personal fueron de 3.760 euros en centros concertados y de 2.688 euros en centros no concertados.

Durante el curso 2020-21, el alumnado usuario de servicios complementarios disminuyó debido al Covid-19. Del conjunto de servicios complementarios, el servicio de comedor fue el más demandado, por el 26,9% del alumnado de centros concertados y el 32,9% en los centros no concertados, mientras que en el curso 2014-15 estas cifras fueron del 46,3% y 71%. El servicio de cuidado de niños fuera del horario escolar es el único que mantiene la tendencia creciente de los últimos años.

Los hogares abonaron por los servicios complementarios ofertados 12.508.000 euros. De esta cifra, el 74,1% correspondió al comedor (871 euros por usuario de comedor en centros concertados y 632 euros en los no concertados), el 18,7% al transporte, el 2,5% al cuidado deniños antes o después del horario escolar, el 1,4% a la residencia y el 3,3% a otros servicios

Los niveles educativos que aportan mayores ingresos corrientes en valor absoluto son Primaria, Secundaria e Infantil. También son los niveles con mayor gasto en profesorado y mayor volumen de alumnado.

Los resultados corrientes (ingresos corrientes menos gastos corrientes) por estudiante se situaron en 23 euros, frente a los 88 del curso 2014-15, resultados derivados de las pérdidas obtenidas en los niveles Educación Infantil de primer ciclo y en Enseñanzas Profesionales de Grado Medio.

El 73,9% de los ingresos corrientes en la educación privada en Navarra los aporta la Administración, mientras que en la concertada asciende al 77%
Comentarios