Un equipo de la UPNA logra la medalla de bronce en el concurso internacional de biología sintética IGEM celebrado en París

Integrantes del equipo en París. De izda. a dcha. y de arriba abajo: Adriana Martínez, Javier Zabalegui, Aroa Roncal, Sergio Maraña, Raquel Iriarte, Irene Gil, Unai Gurbindo, Aitor Ayape, Pablo Allo, Hugo Salas, Mario Santafé, Susana San Ildefonso, María Roldán y Mikel García.
Integrantes del equipo en París. De izda. a dcha. y de arriba abajo: Adriana Martínez, Javier Zabalegui, Aroa Roncal, Sergio Maraña, Raquel Iriarte, Irene Gil, Unai Gurbindo, Aitor Ayape, Pablo Allo, Hugo Salas, Mario Santafé, Susana San Ildefonso, María Roldán y Mikel García.
La final, a la que concurrían 3500 estudiantes de todo el mundo, se celebró en la Paris Expo Porte, el mayor centro de exhibiciones de la ciudad
Un equipo de la UPNA logra la medalla de bronce en el concurso internacional de biología sintética IGEM celebrado en París

El equipo representante de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), compuesto por estudiantes de los grados en Biotecnología, Ciencias y Ciencia de Datos, ha cosechado una medalla de bronce en el concurso internacional de biología sintética iGEM (International Genetically Engineered Machine Competition), celebrado recientemente en París (Francia). A la final, denominada “Giant Jamboree”, concurrieron un total de 3500 estudiantes de todo el mundo que se dieron cita en la París Expo Porte de Versailles, el mayor centro de exhibiciones y conferencias de la ciudad.

“Tener la oportunidad de acercar la biología sintética a la sociedad y poder compartir e intercambiar ideas con gente de diversas partes del mundo ha sido increíble. Además, poder conocer las ideas que han surgido en otros países para conocer otros problemas a los que se han enfrentado ha sido muy enriquecedor”, coinciden varios de los integrantes del equipo. “Defender nuestro proyecto ante un jurado internacional ha sido todo un reto y nos ha resultado muy satisfactorio que nuestra propuesta sobre economía circular y salud mental haya despertado un gran interés en la comunidad iGEM”, añaden.

Integrantes del equipo en París. De izda. a dcha. y de arriba abajo: Adriana Martínez, Javier Zabalegui, Aroa Roncal, Sergio Maraña, Raquel Iriarte, Irene Gil, Unai Gurbindo, Aitor Ayape, Pablo Allo, Hugo Salas, Mario Santafé, Susana San Ildefonso, María Roldán y Mikel García.

La biología sintética, motor de la competición, es un área emergente de investigación en la que el trabajo genético se aborda desde la perspectiva de la ingeniería, lo cual implica la manipulación genética de seres vivos (generalmente, bacterias, plantas u hongos) para que cumplan tareas para las que no estaban preparados. En concreto, el proyecto de la UPNA, bajo el título “Zero: A Circular Economy Solution to Fight Depression”, tomaba como piedra angular la salud mental y la economía circular, utilizando subproductos de la industria alimentaria para obtener serotonina mediante el uso de bacterias modificadas genéticamente. 

Mayor posibilidad de interacción en esta edición

“La dinámica del evento ha cambiado con respecto a años anteriores”, indican algunos de los asesores del equipo. “Otros, era más parecido a un congreso. Este año, se ha optado por un formato que se acerca más a una feria, así que el ambiente ha sido más relajado. Además, se han propuesto nuevas iniciativas para favorecer la interacción y hemos tenido la oportunidad de conocer a personas y proyectos de otras universidades y otros países”, añaden.

La dinámica de la competición incluía tanto espacios privados, para la evaluación de los proyectos, como espacios públicos, para poder presentarlos ante grupos mayores de personas. Además, cada equipo contaba con un estand en la feria para favorecer la interacción con el resto de participantes. “Cientos de personas se acercaron a nuestro puesto a lo largo de la competición y tuvimos la oportunidad de interactuar con otros muchos equipos”, se indica desde el grupo de la UPNA. Por otra parte, el evento recogió charlas y mesas redondas de diferentes temáticas en torno a la biología sintética y su futuro, así como un espacio para empresas emergentes. 

Integrantes del equipo, asesores y participantes

El proyecto está respaldado por la UPNA a través de la Cátedra de Biología Sintética mediante un convenio con el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), y ha sido esponsorizado por la empresa farmacéutica CINFA y por la Cátedra de Bardenas Reales y la Cátedra NILSA de Sostenibilidad Local, ambas, de la UPNA.

El equipo de la iGEM UPNAvarra 2022 lo forman Irene Gil Lobo, Raquel Iriarte Cortes, Sergio Maraña Tolosa, Adriana Martínez Cifuentes, María Roldán Vergarachea, Aroa Roncal Pérez, Susana San Ildefonso García, Mario Santafé Méndez y Javier Zabalegui Bayona (estudiantes de Biotecnología); Unai Gurbindo González y Mikel García Amez (Ciencia de Datos) y Aitor Ayape Rodríguez (Ciencias). 

Las encargadas de gestionar el proyecto han sido las profesoras e investigadoras Estíbaliz Larrainzar Rodríguez e Idoia Ariz Arnedo. Asimismo, han participado como instructores Ainhoa Zulet González y Hugo Salas Pedroarena (técnicos de la Cátedra de Biología Sintética). Como asesores del equipo han intervenido Juanjo Rubio, director de la Unidad de Innovación Social impulsada por Gobierno de Navarra, los profesores responsables de la Cátedra de Biología Sintética de la UPNA, Esther González García, Rosa Murillo Pérez y Carlos López Molina y desde CNTA, la directora de I+D+i, Inés Echevarría, y la responsable de nuevas aplicaciones analíticas, María José Saiz. Junto a ellos, participan también Álex Pascual Cid, Laura Giménez y Pablo Allo Martínez (estudiantes UPNAvarra 2019) y María Ancín Rípodas (investigadora principal del equipo UPNAvarra 2019). 

Un equipo de la UPNA logra la medalla de bronce en el concurso internacional de biología sintética IGEM celebrado en París
Comentarios