El espacio público de las huertas de Etxabakoitz estrena un cenador

El espacio público de las huertas de Etxabakoitz estrena un cenador

Esta iniciativa, que hoy ha visitado la Comisión del Asuntos Ciudadanos, han participado también distintos tajos de Empleo Social Protegido

El espacio de uso público de las huertas urbanas de Etxabakoitz estrena cenador. El alumnado de la Escuela Taller de Montaje de Muebles y Trasformación de la madera del centro de formación de Landaben se ha encargado en los últimos meses de diseñar el prototipo, fabricar sus piezas y realizar el montaje sobre un suelo de hormigón colocado previamente por Empleo Social Protegido (Tajo de Obras). En las próximas semanas se va a revegetar con césped su entorno para dar lugar a un espacio ajardinado en el que también están dispuestas mesas a modo de merendero y bancos.

Esta mañana ha visitado el espacio la Comisión del Asuntos Ciudadanos del Ayuntamiento de Pamplona que también ha podido ver el momento de cultivo en el que se hallan las huertas: en el espacio agrícola hay lechugas, coles, acelgas, tomates, pepinos, girasoles, melones, cebollas, ajetes y otras hortalizas, además de aromáticas como albahaca y menta y flores que atraen a los insectos polinizadores como cosmos, caléndulas, zinias y tagetes. Con ellos estaban Richard Elizalde, responsable de Programas de Empleo del área; José Miguel Enériz, encargado del Tajo de Obras de Empleo Social y Natxo Barberena, director del Centro de formación Landaben, así como alumnado y monitores de la escuela taller.

Las huertas comenzaron a cultivarse en junio y ya se han recogido productos como tomates, calabacines, lechugas y pimientos. Una parte de la producción ha sido distribuida por la parroquia del barrio (Nuestra Señora del Pilar) al Banco de Alimentos con el que colabora. La inversión en esta dotación ha sido cofinanciada por Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra.

Estas huertas comparten modelo de gestión por concesión individual con el grupo de alrededor de 100 parcelas preparadas para el cultivo que hay en el meandro de Aranzadi. Existe un segundo modelo de cultivo urbano, el de ‘Huertos comunitarios’, un sistema de abierto a la ciudadanía en general, aunque siempre de forma asociativa. Ese segundo modelo está implantado en otros cinco barrios: Casco Antiguo, San Juan, Txantrea, Mendebaldea y Rochapea. Todas huertas, además de mejorar la calidad de vida de los barrios, forman parte de la estrategia municipal ‘Go Green Pamplona’, un proyecto que engloba las líneas de actuación que desarrolla o desarrollará la ciudad en la lucha contra el cambio climático a medio y largo plazo.

Un espacio de ocio y descanso

La zona de huertas municipales de Etxabakoitz cuenta con dos espacios diferenciados: un área común, abierta al público y el espacio de huertas propiamente dicho. El cenador es parte del primero, una zona recreativa a la que se acede por la avenida de Aróstegui. En abril las 15 personas que forman el alumnado de la escuela taller vinculada a la madera comenzaron a trabajar en esta infraestructura realizada en madera de alerce y acabada en aceite ecológico al agua.

El cenador tiene planta octogonal de 4,50 ms de diámetro y una altura de 4,10 ms hasta la cúspide de la cubierta. Cuenta con un banco interior corrido dispuesto en todo el perímetro interior y su cubierta está realizada con placas bituminosas de color marrón grapadas al tablero contrachapado. La cimentación de soleras de hormigón armado del cenador, de los bancos y de las mesas y el montaje de bancos y mesas ha sido realizada por Empleo Social Protegido a través del Tajo de Obras.

No es la primera colaboración trasversal de este estilo entre distintos programas y áreas. En 2018, por ejemplo, personas usuarias del programa de Carpintería y Mueble del Ayuntamiento de Pamplona realizaron la cúpula geodésica compuesta por 160 triángulos de madera que hoy se puede ver en el huerto urbano del Rincón de las Pellejerías como espacio a cubierto multiusos.

48 huertas

Al espacio de huertas solo tienen acceso las personas y asociaciones adjudicatarias. El sorteo de las 37 huertas para particulares se hizo en diciembre de 2020 y el Ayuntamiento registra más de 300 personas de reserva por lo que, por el momento, no se va a abrir la lista. Además, cuenta con 8 huertas para las asociaciones Lunes Lilas Navarra, Apoyo Mutuo-Elkarri Laguntza, ANASAPS, Club Jubilados Etxabakoitz-Centro San José-Centro de día Pilar Gogorcena, Itxaropengune, AFINA, Asociación de Retinosis de Navarra y Etxabakoitz Bizirik y a otras tres 3 que gestiona la Unidad de Barrio de Etxabakoitz.

Con el fin de contribuir a la normativa de residuos, el Consistorio repartirá a las personas y asociaciones adjudicatarias bolsas reutilizables y lavables realizadas en el Tajo de Tapicería y Confección de Empleo Social del Ayuntamiento de Pamplona para evitar que se recojan las cosechas con bolsas desechables de plástico. En ningún caso se permite la instalación de elementos no vegetales en las parcelas como pueden ser toldos, mesas, bancos o casetas. Tampoco la plantación de vegetales de alto porte (árboles), ni el acceso al recinto con animales. Los usuarios tienen obligación de abrir y cerrar con llave las puertas siempre que las atraviesen.

El espacio público de las huertas de Etxabakoitz estrena un cenador