Un total de 71 ultras juzgados por la pelea en la que murió 'Jimmy' pactan con el fiscal pero se niegan a declarar

Captura de pantalla 2022-12-01 181227
Captura de pantalla 2022-12-01 181227
Los acusados se acogen a su derecho a no declarar a pesar de que el acuerdo lleva implícito el reconocimiento de hechos
Un total de 71 ultras juzgados por la pelea en la que murió 'Jimmy' pactan con el fiscal pero se niegan a declarar

Un total de 71 ultras del Frente Atlético y el Riazor Blues juzgados por la reyerta que acabó el 30 de noviembre de 2014 con la muerte de Francisco Javier Romero Taboada, conocido como 'Jimmy', han pactado con el fiscal si bien se han acogido a su derecho a no declarar a pesar de que el acuerdo lleva implícito un reconocimiento de los hechos.

A su llegada a los juzgados de la calle Albarracín, la mayoría de los encausados se han cubierto el rostro con mascarillas, capuchas y gafas para evitar ser captados por las cámaras. En su totalidad, los juzgados en esta sede judicial pertenecen o pertenecían al Frente Atlético, mientras que el resto son hinchas del Deportivo de A Coruña.

De la totalidad de procesados, un total de 71 han alcanzado un acuerdo de conformidad, que incluye aplicar las atenuantes de dilaciones indebidas y reconocimiento, frente a once que se han opuesto a reconocer los hechos juzgados.

Tras pactar, los acusados que han conformado han salido de la sala, mientras que el juicio ha seguido para el resto. No obstante, el juez les ha informado de que tendrán que acudir a la sala el último día de juicio para hacer uso o no de su derecho al turno a la última palabra.

El macrojuicio ha arrancado en varias sedes judiciales de toda España para evitar choques entre los hinchas y con la mayoría de acusados sentados en el Juzgado de lo Penal número 23 de Madrid. Uno de los procesados no ha acudido al juicio, por lo que el juez ha instado a su localización.

Las otras sedes desde donde han sido juzgados son A Coruña, Gijón, Alcalá de Henares, Talavera, Huelva y Valencia. Se trata de un hito procesal en la Justicia madrileña por el gran despliegue tecnológico que ha permitido conectar por primera vez de forma telemática varios juzgados.

SE NIEGAN A DECLARAR

Una vez cerrados los pactos, ha arrancado el juicio con la lectura de cuestiones previas y las declaraciones. Los acusados que han pactado se han acogido a su derecho a no declarar, un derecho del que gozan aunque hayan pactado con el fiscal, lo que supone un reconocimiento de los hechos. Las penas que incluye el acuerdo están aún por determinar, según han apuntado a Europa Press fuentes jurídicas.

Frente a ellos, el resto de encausados que no reconocen su participación se ha desvinculado de la reyerta, incluso dos de ellos han manifestado al fiscal, al juez y a los abogados que no se encontraban en dicho lugar. Uno de ellos estaba en París con su novia y el otro, entonces con un brazo roto, estaba con su pareja en Salamanca.

En el transcurso de la multitudinaria reyerta, algunas personas arrojaron a un hincha del Depor conocido como 'Jimmy' malherido al río Manzanares. El homicidio se investigó durante años pero finalmente el caso se archivó por falta de autor conocido sin que nadie haya llegado a juicio.

PENAS DE ENTRE 9 31 MESES

En su escrito previo, el representante del Ministerio Público pide penas que oscilan entre los 9 meses y los dos años y medio de cárcel por delitos de riña tumultuaria, tenencia ilícita de armas y atentado a la autoridad con un delito de lesiones.

Según el fiscal, los acusados pertenecían al Frente Atlético y a los Riazor Blues. El fiscal pide por el delito de riña tumultuaria, con la agravante de discriminación ideológica, penas de entre un año y nueve meses de cárcel. Este delito se imputa a todos los acusados.

Asimismo, reclama a cuatro de ellos un año y medio por tenencia ilícita de armas. A otros dos más les pide también año y diez meses de cárcel por un delito de lesiones y atentado.

SE CONCERTARON A TRAVÉS DE LAS REDES

El fiscal relata que los acusados se concertaron en las redes sociales para acudir a las 09.00 horas a los alrededores del estadio Vicente Calderón con la "única motivación de demostrar al otro grupo la primacía de su equipo y de la ideología con la que se identifica".

Algunos de ellos portaban "armas prohibidas e instrumentos peligrosos como palos de madera, de aluminio, porras, bates de béisbol, navajas, mosquetones, defensas extensibles". Como consecuencia de la reyerta, varios resultaron heridos y uno de ellos, 'Jimmy', falleció.

Por otro lado, la Liga Nacional de Fútbol Profesional pide a los acusados hasta tres años y medio de cárcel y multas de hasta 117.000 euros, según consta en el auto de apertura de juicio oral.

Un total de 71 ultras juzgados por la pelea en la que murió 'Jimmy' pactan con el fiscal pero se niegan a declarar
Comentarios