FÚTBOL SALA

Empate del Xota que pudo ser victoria ante Jimbee Cartagena

Foto: Xota
Foto: Xota

Roberto Martil causó baja de última hora al sentir molestias físicas en el calentamiento, lo que obligó al capitán de Osasuna Magna a ver el partido desde la grada

Empate del Xota que pudo ser victoria ante Jimbee Cartagena

Segundo punto de la temporada obtenido por Osasuna Magna, que acabó empatando a dos goles en su estreno liguero ante Jimbee Cartagena. Cualquiera de los dos equipo pudo resultar ganador, aunque un doble penalti desaprovechado a 13 segundo del final a favor de los locales, deja un sabor amargo a los de Irurtzun. Además, fue el CD Xota quien se adelantó antes del descanso.

Empezó mejor el equipo navarro, con un Toni Escribano que protagonizó los primeros acercamientos de peligro. Una presión al portero en la que a punto estuvo de robarle la pelota y un pase al interior del área que no encontró rematador fueron las primeras llegadas del conjunto verde. Después era Fabinho el que estrellaba un balón en el larguero, que repelido por la madera era detenido después sobre la línea de gol.

Reaccionó Jimbee Cartagena con varias llegadas de Lucäo, sin duda, el mejor de los visitantes. La más clara la obtuvo tras un robo de balón en salida local que, tras plantarse ante Asier, mandó el esférico al poste. Antes fue Mota el que también pegó al palo en lanzamiento de falta directa. En ese tramo del partido estaba mejor Cartagena, lo cual obligó a Imanol Arregui a pedir tiempo muerto. A partir de entonces Osasuna Magna retomó el pulso y se quitó el peligro de encima. El juego sería más equilibrado hasta que un pase de Dani Zurdo en profundidad lo aprovechaba Toni Escribano para ante Raúl, superar al meta y colocar el 1-0. El primer gol del partido llegaba en el minuto 18, sin tiempo apenas para que los murcianos pudiesen recomponerse. Aun así Asier Llamas atajó un fuerte golpeo de Lucäo.

Al paso por vestuarios empezó mucho mejor Jimbe Cartagena, que nada más reanudarse el juego enviaba un balón al palo, otra vez Lucäo. Así en el minuto 25 llegó el tanto de la igualada, materializado por Bebe. Remató en el segundo palo una jugada triangulada de los suyos. Intentaría reaccionar el Xota por medio de Dani Zurdo, que buscó sorprender desde lejos, pero quien volvería a golpear en este tramo inicial de la segunda parte sería el equipo visitante. Esta vez Raúl Rocha, ex de Osasuna Magna, era quie recogía un balón en el segundo palo y empujaba el 1-2 (min. 29). En cuatro minutos el partido había cambiado por completo.

Ya por detrás en el marcador los de Imanol Arregui iban a tratar de voltear la dinámica del partido. Linhares buscó anotar con un lanzamiento ajustado al primer palo que interceptó Raúl. También Fabinho estuvo a punto de marcar tras robar en el área rival y en esa misma acción, el balón repelido le llegó a Dani Zurdo, que tampoco logró anotar.

Polémica con las manos

Iban a ser los colegiados quienes tomarían el protagonismos en el ecuador del segundo periodo. Primero señalando córner en una clara mano de Raúl fuera del área cuando saltó para detener un balón picado de Toni Escribano. Después en otra mano que consideraron involuntaria cuando Linhares remataba a gol y entre tanto, desconociendo si Bebe tenía una o dos cartulinas amarillas. Hasta tres veces tuvieron que acudir a la mesa para acabar expulsando a Bebe por doble amonestación. Ese tiempo de quejas y cartulinas «calentó» al graderío que empezó a empujar con más fuerza si cabe a los suyos. Así las cosas los verdes sacaron su coraje y competitividad a relucir, hasta que una gran acción personal de Linhares significó el 2-2 en el minuto 37. Inmediatamente después, de nuevo Linhares en otra jugada muy similar, cruzó en exceso ante la salida de Raúl cuando Anaitasuna ya cantaba el gol.

El partido estaba trepidante, con la grada más conectada que nunca y en esos minutos de cierta locura Andrés Geraghty rozó el 3-2 en un dos para uno junto a Dani Zurdo. El control del argentino fue algo defectuoso y eso posibilitó que el portero se adelantase a despejar el balón. En el 39 de juego Jimbee Cartagena cometía la quinta falta, cuando poco antes ya la había visto Osasuna Magna. Cualquier pena se castigaría con doble penalti a partir de ese momento.

Ya con Carlos Vento con la camiseta de portero jugador, los colegiados señalaron una falta a favor del Xota restando 13 segundos, por lo que Juninho iba a disponer de la posibilidad de marcar el gol de la victoria. Sin embargo, Raúl adivinó la trayectoria del disparo y evitó con el pie el 3-2. Restarían 9 segundos en los que ni unos ni otros lograron anotar pese al sufrimiento final.

Segundo punto de la temporada para un Osasuna Magna que no dejó de buscar la victoria en ningún momento.

Empate del Xota que pudo ser victoria ante Jimbee Cartagena
Comentarios