Diferencias entre el Black Jack normal y el Black Jack online

Diferencias entre el Black Jack normal y el Black Jack online

No todos tenemos el mismo concepto de diversión, y lo que para algunos puede ser emoción pura, para otros puede suponer un estrés innecesario. Al mismo tiempo, lo que para otros es un un absoluto placer, otras personas lo calificarían de aburrido. ¿Quién tiene razón? Todos, porque en la variedad está el gusto. Afortunadamente para los amantes del Black Jack, los casinos online y los presenciales ofrecen diversas opciones que mantendrán a todo tipo de jugadores satisfechos. Para decidirte por uno u otro en función de qué estás buscando, te indicamos cuáles son las diferencias más significativas. 

El factor humano. La diferencia más obvia entre el Black Jack en vivo y el Black Jack online es que en el primero tendremos contacto real con el croupier y con los otros jugadores. Para aquellos expertos en descifrar el lenguaje corporal o la mirada más críptica, el hecho de estar a sólo unos centímetros del croupier supone una gran ventaja, ya que puede predecir con mayor facilidad si este tiene o no Black Jack. No sólo esto: podrá también, según su posición en la mesa, ver físicamente las cartas que se han repartido hasta llegar a sí mismo y así realizar deducciones que en la modalidad online no serían posibles. 

Emociones a demanda. Hay quien quiere vivir toda una experiencia de Black Jack, y acude a un casino para tener cerca todos los estímulos visuales y auditivos, en definitiva, ambientales, que han aportado durante siglos tanto encanto al mundo del juego. Estas sensaciones nunca las podrá ofrecer en la misma medida un casino en línea. Sin embargo, hay precisamente quien huye de la contaminación acústica, las tentaciones de consumo de otros productos y de todos estos factores y lo que busca es una mayor intimidad, sacrificando algo de emoción, para no tener que regirse por la etiqueta o para aprovechar el silencio y la tranquilidad, obteniendo una concentración superior que le ayude a ganar. 

El nivel de flexibilidad. Si bien muchos casinos físicos se reservan el derecho de admisión a todos aquellos que quieran ejercer un conteo de cartas en una mesa de Black Jack, lo cierto es que de alguna manera el jugador puede enumerar lo que ha ido viendo. Lo que está claro es que en el Black Jack online es del todo imposible este conteo, ya que el software baraja incesantemente para evitar que un jugador desde su casa cuente con este tipo de ventaja. A cambio, el juego en línea va a permitir un mayor control en otro tipo de aspectos como son el histórico de jugadas efectuadas o la posibilidad de llevar un seguimiento en todo momento de las cantidades jugadas. 

Variedad versus control. Mientras aquellos a los que les guste jugar en un entorno completamente conocido preferirán los casinos físicos, aquellos que necesiten probar cada poco tiempo cosas nuevas encontrarán mucho más atractivo el Black Jack online. Por norma general, la variedad de juegos de Black Jack en casinos tradicionales suele ser inferior. Esto es fruto de la falta real de competencia directa en la ubicación. Internet por el contrario obliga a los casinos en línea a innovar incesantemente, por lo que ofrecerán un catálogo más extenso en cuanto a modalidades de juego. No sólo eso: en ocasiones, incluso las reglas de un mismo juego difieren un poco de las normas en Black Jack presencial. 

Limitaciones económicas. Una de las principales ventajas del Black Jack online es que ofrece la posibilidad de jugar sin dinero real, simplemente por diversión o por ganar experiencia antes de apostar. Pero por norma general, el Black Jack es un juego cuyo objetivo es ganar dinero. Los casinos en línea ofrecen bonos de bienvenida y promociones mucho más interesantes que los casinos físicos precisamente por la cantidad de competencia que existe en el sector, pero no sólo veremos esta ventaja; vamos a poder encontrar mesas con límites muy diferentes, asequibles a los bolsillos más discretos, dispuestos a lanzar las apuestas iniciales por cantidades mínimas (por ejemplo, 0,10€) pero también presentando auténticos retos a los expertos que no realizan una apuesta por menos de 500€. 

Sin lugar a dudas, las diferencias entre el Black Jack tradicional y el Black Jack online hacen que uno u otro sean atractivos a diferentes tipos de personas, pero también ofrecen la posibilidad de cambiar de vez en cuando para encontrar diferentes sensaciones, de manera que… ¿puedes elegir sólo uno?

Diferencias entre el Black Jack normal y el Black Jack online
Comentarios