125 AÑOS DE CINE EN PAMPLONA

Un monolito en la confluencia de la Plaza del Castillo con Carlos III conmemora los 125 años de la llega del cine a Pamplona

El domingo el Teatro Gayarre acoge una sesión con los ocho títulos que se proyectaron en ese estreno del cine en Pamplona un 24 de octubre de 1896

Un monolito en la confluencia de la Plaza del Castillo con Carlos III conmemora los 125 años de la llega del cine a Pamplona

Fue un 24 de octubre de 1896 en el antiguo Teatro Principal. En el cartel original se hablaba del “Kinematógrafo (fotografía animada)” como una “maravillosa invención de Edison”, con un programa que incluía ocho proyecciones. Sucedía hace 125 años y era la primera proyección cinematográfica que tuvo lugar en Pamplona. Desde esta mañana, un monolito conmemorativo recuerda ese hecho histórico en la confluencia de la Plaza del Castillo con la avenida de Carlos III, lugar en el que se encontraba a finales de ese siglo XIX el Teatro Principal.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, la consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola, y el coordinador de la Filmoteca de Navarra, Alberto Cañada, han sido los encargados de descubrir ese nuevo hito en la ciudad, vinculado al séptimo arte y al recuerdo de esa primera proyección cinematográfica. Al acto han asistido también el director general de Cultura – Institución Príncipe de Viana, Iñaki Apezteguía, la concejala delegada de Cultura e Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, María García-Barberena, y el director del área Jorge Urdánoz.

Se trata de un monolito de granito con una placa que plasma un texto que hace referencia a la antigua ubicación del Teatro Principal y a la efeméride cinematográfica. Además, incluye una panorámica del lugar de finales del siglo XIX donde se pueden ver las casas del frente sur de la plaza, con el Teatro Principal en el centro. En la imagen también se muestra la fuente de la Beneficencia, más conocida como la Mari Blanca, ubicada en el lugar en el que ahora está el quiosco. Esta era una de las fuentes monumentales diseñadas por Luis Paret para Pamplona un siglo antes, cuya figura de remate se encuentra actualmente en el parque de la Taconera.

En 1896 Pamplona contaba con apenas 29.000 habitantes que vivían en lo que actualmente sería el Casco Antiguo de la ciudad. Ocho años antes se habían derribado los dos baluartes interiores de la Ciudades para facilitar la construcción del Primer Ensanche. En esa época, Pamplona era una ciudad sin coches ni vehículos a motor y Navarra era reconocida culturalmente en el mundo gracias a dos grandes figuras musicales, el violinista y compositor Pablo Sarasate y el tenor Julián Gayarre. El Teatro Principal, por su parte, había abierto sus puertas en 1841 en la Plaza de la Constitución (actual Plaza del Castillo). En 1903 cambió su nombre por el de Teatro Gayarre hasta la actualidad, aunque desde 1932 en distinta ubicación, no muy lejana de su lugar original.

La placa

Diez minutos de cine en ocho proyecciones

Esa primera sesión de cine en 1896 duró apenas 10 minutos, con la proyección de ocho títulos, la mayoría procedentes del catálogo de los hermanos Lumiére. Esos mismos ocho títulos se podrán ver el domingo en el Teatro Gayarre, en una sesión especial y conmemorativa de esta efeméride. Comenzará a las 19 horas, con entradas al precio de 5 euros, que se pueden adquirir en www.teatrogayarre.com. 

La idea es recordar aquella sesión, por lo que se proyectarán las películas que se vieron aquel 24 de octubre de 1896: ‘Una pelea de negros’, ‘Una fragua en la que se ve el martillear del hierro’, ‘Un paso de coches en el que los carruajes pasan a trote’, ‘Un campo de labradores’, ‘Una playa, una barca por el mar y unas niñas con su madre’, ‘El baile de la serpentina cambiando de color el traje tal como se representa en el teatro’, ‘Los boulevares de París con su aglomeración de gentes y chiches que van y vienen” y “La llegada de un tren a la estación con la salida y entrada de viajeros”.

La sesión se iniciará con una sucesión de imágenes fijas de la Pamplona de finales del siglo XIX y textos del historiador Juan José Martinena. Tras los ocho títulos de aquel estreno de 1896, se proyectará ‘Evocación de los cinematógrafos pamploneses (1896 – 2021)’, un homenaje a los principales salones cinematográficos de Pamplona que iniciaron y han mantenido hasta hoy la exhibición de películas como elemento de distracción, negocio y difusión cultural. Una evocación nostálgica que llevará al público a las barracas de feria en San Fermín, a locales del Primer Ensanche, a salones parroquiales y de colegios o a las distintas salas de cine que habido en la ciudad. Javier Asín se encargará de amenizar este montaje con música de piano en directo.

 

 

 

Un monolito en la confluencia de la Plaza del Castillo con Carlos III conmemora los 125 años de la llega del cine a Pamplona
Comentarios