El fotógrafo Manolo Laguillo expone cuatro décadas de trabajo en el Museo Universidad de Navarra

La exposición, que es un recorrido por ciudades tan dispares como Barcelona, Soria, Chicago, Beirut o Gandía donde explorar la huella del tiempo y el impacto humano en sus paisajes, puede visitarse en el MUN hasta el 20 de marzo

El fotógrafo Manolo Laguillo expone cuatro décadas de trabajo en el Museo Universidad de Navarra

Un recorrido por cuatro décadas de trabajo a través de ciudades tan dispares como Barcelona, Soria, Chicago, Beirut o Gandía donde explorar la huella del tiempo y el impacto humano en sus paisajes. Esta es la propuesta de la exposición 'Proyectos: cuatro décadas, de Manolo Laguillo' (Madrid, 1953), comisariada por Valentín Roma y coproducida por el Museo Universidad de Navarra y La Virreina Centre de la Imatge de Barcelona. Puede visitarse en el MUN hasta el 20 de marzo.

La muestra, patrocinada por Correos, reúne 279 fotografías, divididas en 28 series que recogen trabajos realizados desde 1983, con el conjunto que dedicó a las inundaciones de Bilbao, hasta 2020, con imágenes del confinamiento barcelonés. Además, presenta por primera vez 'Oporto' y es la primera ocasión que puede contemplarse al completo 'Las provincias 2014-2015', proyecto realizado dentro del programa de residencia artística 'Tender Puentes' del Museo, inspirado en su colección de fotografía, según ha informado el MUN en una nota.

La serie reúne 65 dípticos sobre ocho ciudades españolas (Cáceres, Zamora, Palencia, Soria, Segovia, Teruel, Ciudad Real y Jaén), ubicadas entre el centro del país y la periferia, urbes que le permiten abordar cuestiones como la España Vacía y los cambios provocados por la industrialización.

En su presentación a los medios, en la que ha estado acompañado por Valentín Roma y Jaime García del Barrio, director del MUN, Laguillo ha explicado que algo que comparten sus trabajos es la forma de mirar la ciudad, transitándola: "Hay una consideración de la ciudad como el objeto más grande que puede generar el ser humano. También, quienes la hacen, son en su mayor parte anónimos y este sujeto colectivo me interesa".

Por su parte, el comisario ha subrayado que en la exposición "se aprecian variedad de prismas y aproximaciones, algunas no occidentales, como las de Japón". "Por eso, cuestiona y amplifica la mirada de un fotógrafo históricamente asociado a Barcelona. Observamos en su trayectoria que no existe un vínculo tan unilateral", ha señalado. Otra de las claves es que "manifiesta una forma de abordar el documento fotográfico, que hace muy singular su fotografía: el andar, ir descubriendo la ciudad mientras se va haciendo, fotografía a pie de calle que se construye desde la naturalidad del ojo que descubre mientras se desplaza". "Hay una 'sensualidad' no reñida con el documento fotográfico", ha apuntado.

FOTOGRAFÍA DOCUMENTAL

Asimismo, el artista ha señalado otros elementos que ejercen de hilo conductor en sus trabajos, como el eje mediterráneo, desde la Península Ibérica hasta Beirut (Líbano), y el río, aunque no siempre de forma muy explícita: "El agua está muy presente en el trabajo dedicado al Estrecho de Gibraltar, en el de las centrales nucleares, que dependen del agua; también el Duero está presente en varias de las ciudades de 'Las provincias'", ha señalado.

Sobre la ausencia de seres humanos en sus imágenes, el fotógrafo ha matizado que en algunas series sí aparecen, pero "es tanta la diferencia de tamaño entre personas y edificios, que si quiero fotografiar los edificios, la gente desaparece y esa es una característica de la ciudad contemporánea que me fascina".

En este sentido, también ha apuntado que, como fotógrafo documental, no está interesado en "una fotogenia al uso, sino que puedan servir a nuestros hijos, nietos y bisnietos para saber cómo era la ciudad y cómo vivíamos, dar testimonio". Por eso, pone su mirada en los que considera elementos significativos, sobre todo, "los lugares en los que los diferentes tejidos urbanos, los barrios, se rozan, donde se produce un conflicto entre el viejo y el nuevo". Con esta perspectiva, el vacío juega un papel fundamental mediante el que también hace referencia a una dimensión temporal.

En el marco de la exposición, el jueves 12 de enero se ofrecerá una conferencia del estudio de Ila Bêka y Louise Lemoine, del estudio de arte y arquitectura Bêka & Lemoine, a partir de su serie de documentales 'Homo Urbanus', sobre la tensión entre lo local y lo global en la representación contemporánea de la ciudad.

El 24 de febrero se celebrará una mesa redonda moderada por el profesor Jordi Puig sobre iniciativas artísticas en el medio rural, con participación de los artistas Ricardo Calero, Lucía Loren y Fernando García Dori.

Los días 13, 20 y 27 de enero y 2, 10, y 17 de febrero se proyectará un ciclo de documentales sobre la 'España Vacía'. El 19 de noviembre habrá un taller familiar y una actividad para adolescentes en torno a la exposición.

El fotógrafo Manolo Laguillo expone cuatro décadas de trabajo en el Museo Universidad de Navarra
Comentarios