Cultura impulsa el primer estudio sobre el impacto de los clubes de lectura en Navarra

Club de lectura Latitudes

Desde el Servicio de Bibliotecas destacan que hasta ahora no hay estudios que analicen la potencialidad de estos clubes en lo referente al desarrollo personal y comunitario, "aunque se ha escrito mucho sobre su papel como herramientas de promoción de la lectura"

Cultura impulsa el primer estudio sobre el impacto de los clubes de lectura en Navarra

El Servicio de Bibliotecas del Gobierno de Navarra ha puesto en marcha un estudio que, por primera vez, analizará el impacto y la relación entre los clubes de lectura y la cohesión social en Navarra.

Mediante diferentes fases de encuestas y estudios grupales o 'focus group', se quiere conocer en profundidad cómo son realmente los clubes de lectura repartidos por toda la geografía de Navarra y tener una panorámica lo más completa posible de este fenómeno.

"Se espera que los resultados permitan proyectar una mirada reflexiva sobre los clubes de lectura, así como adoptar propuestas de acción, líneas de trabajo y de evaluación que aumenten la potencialidad, la estrategia y las alianzas en las políticas de lectura, territorio y cohesión social", según los promotores de la iniciativa.

En la investigación se recogerán aspectos relacionados tanto con el desarrollo personal de los participantes (bienestar, aprendizaje a lo largo de la vida, expresión oral y comprensión lectora, hábitos culturales), como con la dimensión social y comunitaria de los clubes de lectura, es decir, el establecimiento de redes y conexiones interpersonales, o la integración y la convivencia.

"Estos aspectos repercuten tanto en la cohesión social como en la identidad cultural, en la participación activa y en el sentido de pertenencia y la confianza institucional y social, entre otros", explican en un comunicado.

Desde el Servicio de Bibliotecas destacan que hasta ahora no hay estudios, ni totales ni parciales, que analicen la potencialidad de estos clubes en lo referente al desarrollo personal y comunitario, "aunque se ha escrito mucho sobre ellos y su papel como herramientas de promoción de la lectura".

También señalan que esta iniciativa quiere ampliar la información de que dispone el servicio -con clubes implantados en las propias bibliotecas públicas-, e iniciar la sistematización de la recogida y actualización de datos además de, a través de herramientas como el 'Mapa de Clubes de Lectura' o el sistema de consulta y préstamo de lotes, "ampliar las posibilidades de gestión y evaluación, lo que redundará en el fortalecimiento de la actividad".

PRIMERA FASE DEL ESTUDIO

El estudio ha comenzado con una primera fase en la que se ha enviado un cuestionario con 48 preguntas tipo test (disponible en castellano y en euskera) a los coordinadores y a los responsables de los clubes de lectura.

Además, se ha pedido su colaboración para tratar de identificar y acceder a aquellos clubes de lectura que bien porque no hacen sus reuniones en espacios públicos, o porque no hacen uso del servicio de préstamo de lotes, son menos conocidos. En este sentido, "será muy interesante la contribución que pueda hacer cualquier entidad, asociación, grupo o persona que conozca o pertenezca alguno de estos clubes", comentan.

La investigación avanzará también en sucesivas fases con encuestas destinadas directamente a las personas que forman parte de los clubes, así como diferentes sesiones grupales de seguimiento (focus group).

Para aportar datos sobre clubes de lectura, resolver dudas o ampliar información sobre el estudio, que lidera Alicia Selles Carot, pueden dirigirse al Servicio de Bibliotecas, en el teléfono 848 42 77 84, así como en el correo electrónico cflamarg@navarra.es.

Los clubes de lectura son una de las actividades más asentadas que se realizan en las bibliotecas de la Comunidad Foral. Desde que se formaron los primeros grupos en la Biblioteca de Barañáin en el año 2000, se ha multiplicado no sólo su número, sino también los tipos, temáticas o entidades que los promocionan.

De esta manera, han surgido clubes de lectura en centros escolares, en librerías, en poblaciones muy pequeñas de la mano de asociaciones culturales; clubes infantiles y juveniles, de lectura fácil; en euskera, castellano o inglés; de novela negra, de cómic, de libro álbum, de literatura y cine; presenciales y virtuales, etc.

"Se trata de toda una comunidad de personas para las que leer y conversar en torno a lo leído, es significativo por lo que supone de acto social, de ejercicio de diálogo y de respeto por las otras personas y sus opiniones, y de reflexión colectiva sobre los temas más diversos", concluyen desde el Servicio de Bibliotecas.

Cultura impulsa el primer estudio sobre el impacto de los clubes de lectura en Navarra
Comentarios