Las 'cartas de Minondo' muestran que el euskera se utilizaba en relaciones comerciales del siglo XVIII

El presidente de Euskaltzaindia, Andrés Urrutia, y el director gerente de Euskarabidea, Mikel Arregi, en la presentación de dos vólumenes que recopilan cartas del goizuetarra José Ramón Minondo en el siglo XVIII. - EUSKALTZAINDIA

Los autores del trabajo, presentado este martes en Pamplona, han sido Patxi Salaberri, Juan Jose Zubiri e Iker Salaberri. En total, los libros recogen 318 cartas, algunas cortas, otras largas y otras medianas, y "en algunas el euskera prevalece, mientras que en otras lo usan de forma residual", ha aclarado Patxi Salaberri, académico de número de Euskaltzaindia

Las 'cartas de Minondo' muestran que el euskera se utilizaba en relaciones comerciales del siglo XVIII

Euskaltzaindia ha publicado dos libros en los que se detallan y analizan las cartas que el goizuetarra José Ramón Minondo enviaba en relación con la ferrería Olaberria (Oiartzun), misivas que demuestran que el euskera se usaba "con normalidad" en las relaciones comerciales de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Los autores del trabajo, presentado este martes en Pamplona, han sido Patxi Salaberri, Juan Jose Zubiri e Iker Salaberri. En total, los libros recogen 318 cartas, algunas cortas, otras largas y otras medianas, y "en algunas el euskera prevalece, mientras que en otras lo usan de forma residual", ha aclarado Patxi Salaberri, académico de número de Euskaltzaindia.

Por su parte, Andrés Urrutia, presidente de Euskaltzaindia, ha afirmado que, "entre otras cosas, estas cartas muestran que el euskera se usaba no solo en los ámbitos sociales conocidos hasta el momento, sino también en otros; además, se usaba de forma natural y habitual, en este caso mediante misivas".

Los volúmenes, publicados con la ayuda del Gobierno de Navarra, son 'Jose Ramon Minondo Goizuetarraren Gutunak. Olaberria (Oiartzun). 1790-1807. Edizioa' y 'Jose Ramon Minondo Goizuetarraren Gutunak. Olaberria (Oiartzun). 1790-1807. Hizkuntza Azterketa / Cartas del goizuetarra José Ramón Minondo. Olaberria (Oiartzun). 1790-1807. Edición (I) y Análisis lingüístico (II)'.

El director gerente de Euskarabidea, Mikel Arregi, que ha participado también en la presentación, ha destacado el gran valor de estas misivas "porque no se trata de textos religiosos, porque son de otra índole, y eso no es tan habitual en los escritos antiguos". En ese sentido, ha ensalzado la labor hecha por la Academia del Euskera: "Para darnos cuenta del valor de estas cartas, conviene entender los detalles de las mismas, y para descubrir y analizar estos detalles es necesario un trabajo de investigación exhaustivo, y esa es la aportación que ha hecho una vez más la Academia con este doble trabajo".

Al igual que Arregi, Andrés Urrutia también ha querido remarcar la importancia de estos textos, que "entre otras cosas muestran que el euskera se usaba no solo en los ámbitos sociales conocidos hasta el momento, sino también en otros; además, se usaba de forma natural y habitual, en este caso a través de circulares".

Urrutia ha apuntado además que las cartas se escribieron en un momento "delicado" para el euskera. "Mientras José Ramón Minondo escribía estos textos (finales del siglo XVIII y principios del XIX), la Novisima recopilacion de textos legales de España prohibía a los comerciantes editar libros que no estuvieran escritos en castellano", ha asegurado.

El primer volumen arranca con un prólogo del académico de número Paskual Rekalde. Después, se da cuenta de los Minondo, de Goizueta, y se muestra el árbol genealógico de la familia. También se detalla el objetivo de las misivas, que era "enumerar las cuentas de la ferrería Olaberria de Oiartzun", según ha desvelado Patxi Salaberri, académico de número y uno de los autores del trabajo de investigación. "José Ramón Minondo, responsable de la ferrería Olaberria de Oiartzun, le detallaba por escrito y mediante misivas las cuentas a Juan Bautista Minondo, que a su vez era dueño de la ferrería Goitzarin de Artikutza (Goizueta)", ha explicado Salaberri.

Después, se da una lista de las cartas, ordenadas según la fecha en la que fueron redactadas, y a continuación hay una transcripción de las mismas.

En el segundo volumen se analizan de forma amplia temas lingüísticos. En primer lugar se estudia la morfología nominal, después la morfología verbal y la sintaxis. Tras esta parte llega la dedicada al orden de palabras y a continuación la que recoge temas de onomástica. Finalmente, el volumen incluye un diccionario que engloba las palabras que aparecen en los textos, además de referencias y abreviaturas. "En el plano lingüístico hay muchas cosas interesantes en estas cartas, en lo que concierne al orden de palabras, al relativo... En general, hemos comparado el euskera de las cartas con el euskera actual de Goizueta, y en cuanto a la onomástica Oiartzun es la localidad predominante, pero sin olvidar la importancia de Goizueta y los pueblos de alrededor", ha abundado Salaberri.

Las cartas también muestran cómo eran las relaciones sociales de la época, tal y como ha señalado el académico navarro: "Es interesante destacar que las ferrerías estaban en las inmediaciones de Goizueta y Oiartzun, pero tenían relaciones con ferrerías de Donibane Lohizune, en Lapurdi, y también se relacionaban con los habitantes de Ainhoa (Lapurdi) y con los de Larraine (Zuberoa). Y hay que tener en cuenta que eran tiempos difíciles, de guerra con los franceses. Se ve que hay problemas en la frontera, pero aún así y todo las relaciones comerciales eran muy frecuentes. El transporte se realizaba por mar y a través del Urumea", ha aputnado.

Los tres investigadores señalan que el trabajo no concluye aquí y prevé varios libros más, que verán la luz durante los próximos tres o cuatro años. "Aún quedan muchas cartas que se recibieron en Goitzarina y que no han visto la luz", han dicho los autores.

Las 'cartas de Minondo' muestran que el euskera se utilizaba en relaciones comerciales del siglo XVIII
Comentarios