Marta Juániz y Víctor Iriarte homenajean a la gran dramaturga riojana María Lejárraga en Logroño

a4674c15-37fb-3ae2-0d36-0921cb42aa26_660
a4674c15-37fb-3ae2-0d36-0921cb42aa26_660

El estreno absoluto del espectáculo Falla-Lejárraga, 1915. El hechizo de El amor brujo con la Orquesta de Cámara de Rioja Filarmonía es el sábado 5 el auditorio Riojaforum

Marta Juániz y Víctor Iriarte homenajean a la gran dramaturga riojana María Lejárraga en Logroño

El dramaturgo y director de escena Víctor Iriarte y la actriz Marta Juániz, además de los músicos Saioa Loinaz (trompa y profesora en el Conservatorio Superior de Música de Navarra) e Irene Ruiz (flauta), son cuatro de los artistas navarros que homenajean a la gran dramaturga riojana María Lejárraga García, sin duda la autora teatral española más importante de la historia y la más representada en el extranjero en su tiempo, en una producción titulada Falla-Lejárraga, 1915. El hechizo de El amor brujo, que aúna música clásica, flamenco y teatro.

El espectáculo, que ha sido producido por Rioja Filarmonía con patrocinio del Gobierno de La Rioja, cuenta también con la presencia en escena de la violoncellista Alba Reirís, que es profesora en el Conservatorio Superior de Música de Navarra, centro donde se han formado varios de los músicos que se suben al escenario el próximo sábado en Logroño.

Definida por Víctor Iriarte como “el secreto mejor guardado del teatro español de todos los tiempos”, María Lejárraga, nacida en San Millán de la Cogolla en 1874 y fallecida en el exilio en Buenos Aires en 1974, es la creadora del argumento y diálogos de El amor brujo, que el compositor gaditano Manuel de Falla estrenó en 1915. Esta obra está en la historia de la música porque, además de sus extraordinarias calidades compositivas, es la primera que lleva el espíritu y duende del flamenco a una partitura de música clásica.

Subtitulada como “gitanería en un acto y dos cuadros”, la primera versión de El amor brujo se escribió para una orquesta de cámara y la mejor cantaora del momento en España, Pastora Imperio. Posteriormente, Falla revisó hasta 11 veces la partitura, popularizada por su versión para orquesta sinfónica y mezzosoprano y por su reescritura para ballet. Falla-Lejárraga, 1915. El hechizo de El amor brujo es un espectáculo que incluye la versión íntegra semiescenificada de El amor brujo para orquesta de cámara, bajo la dirección muscal del joven maestro riojano Jorge Nicolás Manrique, que tiene una duración de 35 minutos. Es sin duda uno de los atractivos de la velada para musicólogos y melómanos, pues la versión original para docena y media de profesores  apenas se lleva a los escenarios, opacada por la versión sinfónica para grandes orquestas y el ballet. La composición  primigenia contiene los principales temas de la obra, como la Danza del fuego, la Canción del fuego fatuo y la Danza y canción de la bruja fingida, entre otros.

Pero, además, el espectáculo se inicia y cierra con una dramaturgia original de Víctor Iriarte que reproduce el encuentro entre María Lejárraga y Manuel de Falla en Madrid que dio lugar a la composición de la partitura. Esta pieza de teatro breve escenifica el complicado “making of” de El amor brujo hasta su estreno en el Teatro Lara de Madrid, incluye también la recepción crítica que tuvo la pieza y permite proyectar para el gran público una imagen fidedigna de los dos genios que la crearon. En total, el espectáculo tiene una duración de 70 minutos.

La actriz navarra Marta Juániz encarna a María Lejárraga y lo hace acompañada por el actor riojano César Novalgos, quien se mete en la piel de Manuel de Falla. Además, ambos participan en la semiescenificación de El amor brujo: Juániz como el Espíritu de Candelas y Novalgos como el Gitano. Los dos actores acompañan en escena a la cantaora gaditana Laura Vital, que encarna a la protagonista, Candelas, y también hace un pequeño papel como Pastora Imperio. La Orquesta de Cámara, sobre el escenario, interviene como un actor más durante la dramatización, que dirige Víctor Iriarte.

La primera versión de El amor brujo tiene una trama sencilla. Candelas, mujer  enamorada de fuerte personalidad, sabe que el gitano al que ama flirtea con otra mujer. Tras lamentarse, acude a la cueva de una bruja y aprovecha sus objetos encantados para lanzar un hechizo que le permita recuperar a su amado, objetivo que consigue en una noche mágica en la que debe espantar los fuegos fatuos que la persiguen. En la versión para el ballet, la más conocida por el gran público, que también reescribió María Lejárraga a petición de Falla, Candelas es viuda y necesita de mayores hechicerías para ahuyentar al espectro de su marido muerto y poder volver a amar de nuevo.

María Lejárraga y Manuel de Falla no solo colaboraron en El amor brujo. El músico, sin conocerla en persona, unos años antes se inspiró en su libro Granada (Guia emocional) para componer Noches en los jardines de España. Posteriormente, Lejárraga modificó la trama de su pantomima El sombrero de tres picos para construir el libreto del ballet que compuso Falla por encargo de Serguei Diaguilev para su compañía Los Ballets Rusos, el único ballet español en el repertorio internacional que se baila regularmente en todo el mundo.

María Lejárraga es autora también de la obra teatral española más representada en el siglo XX en el extranjero, Canción de cuna (1911), de la que se han hecho cinco  adaptaciones cinematográficas, una de ellas en Estados Unidos en 1943 y la última en una versión de José Luis Garci de 1994. También escribió los libretos para dos óperas de José María Usandizaga y otra con Joaquín Turina. Su escasa popularidad se debe a que toda su obra la firmó con el nombre de su marido, Gregorio Martínez Sierra, o con el apellido de este, como María Martínez Sierra. Gregorio es el más importante director teatral de la primera mitad del siglo XX en España y fue quien contrató a Falla para componer El amor brujo y el encargado de dirigirlo. También fue el primer director que se atrevió a subir a escena una obra de Federico García Lorca, El maleficio de la mariposa, y el creador del primer Teatro del Arte de España, ubicado en el Teatro Eslava de Madrid entre 1916 y 1926.

Rioja Filarmonía nació en 2014 para promover a una joven generación de músicos profesionales y difundir su talento. Dispone de su propia Orquesta de Cámara y organiza conciertos y recitales de carácter educativo y otros tendentes a recuperar el patrimonio musical español. También promueve anualmente el Festival de Música Contemporánea de La Rioja. En Falla-Lejárraga, 1915. El hechizo de El amor brujo, su Orquesta de Cámara cuenta con una plantilla de 15 músicos, varios de los cuales se desplazan desde Suiza, Holanda, Alemania y distintas capitales españolas, donde trabajan regularmente en distintas orquestas.

El estreno de Falla-Lejárraga, 1915. El hechizo de El amor brujo tiene lugar el sábado 5 de febrero a las 20:30 horas en la Sala de Cámara del auditorio Riojaforum. Las entradas están a la venta al precio de 20 euros. El lunes 31 de enero a las 20:30 horas en el Espacio de Cultura Joven La Gota de Logroño, y el mismo sábado a las 19:30 horas en Riojaforum, Víctor Iriarte y el musicólogo y presidente de Rioja Filarmonía Eduardo Chávarri ofrecerán sendos diálogos abiertos al público donde explicarán el contexto y la génesis de El amor brujo y del espectáculo que se estrena. Ambos son con entrada libre. El domingo 27 de marzo, se ofrecerá en el Auditorio de Zaragoza como clausura del 42 Ciclo de Introducción a la Música.

Marta Juániz, considerada unánimemente la mejor actriz navarra, es constantemente reclamada para actuar en proyectos de toda índole. Aborda sus propias  creaciones con su compañía La Nave, con la que tiene en cartel actualmente Bodas de sangre en coproducción con Mon Teatro, que promueve César Novalgos, con quien comparte escenario en Logroño. Además, en estos momentos actúa en producciones como Vencidos y Perséfone, con Iluna Teatro; Mentiras cotidianas, de Producciones Maestras; La casa cuartel de Bernarda Alba, de Cardo Teatro, y en marzo estrena en el Teatro Gayarre Navarra sola o con leche, dentro de los actos de celebración del 50 aniversario del grupo de teatro El Lebrel Blanco.

Víctor Iriarte, admirador y divulgador de la obra de María Lejárraga desde siempre como crítico teatral y periodista cultural, puede ahora homenajearla sobre los escenarios. Como dramaturgo, ha obtenido con Budapest. Un silencio atronador (2019) el Premio Lope de Vega de Teatro, el más antiguo y de mayor prestigio en España, y el Premio Nacional de Teatro Calderón de la Barca por La chica junto al flexo (2006). Ha subido a los escenarios 25 textos dramáticos y en la actualidad tiene en cartel Una lectora desaforada, que representa con la Compañía Teatrapo Manufacturas Escénicas. También logró en 2005 el premio al mejor director de escena en el Festival de Teatro de Rivas-Vaciamadrid.

Marta Juániz y Víctor Iriarte homenajean a la gran dramaturga riojana María Lejárraga en Logroño
Comentarios