Un navarro recupera 50.000 euros invertidos en “Valores Santander”

En este caso, el propio banco llamó al cliente para informarle de que tenían un nuevo producto que funcionaba como un plazo fijo sin riesgo pero que le iba a dar algo más de rentabilidad y que se lo ofrecían por ser un buen cliente suyo

Un navarro recupera 50.000 euros invertidos en “Valores Santander”

El Juzgado de primera instancia nº 2 de Pamplona ha condenado a Banco Santander a devolver la cantidad de 50.000 euros así como los intereses legales por daños y perjuicios por incumplimiento grave contractual en la comercialización de los denominados Valores Santander.

El despacho IRIBARREN ARTOLA Abogados ha defendido a este consumidor, quien había adquirido el 4 de octubre de 2007 un producto tóxico denominado “Valores Santander”, por el que había perdido el dinero que tenía ahorrado y que ya daba por prácticamente por perdido.

En este caso, el propio banco llamó al cliente para informarle de que tenían un nuevo producto que funcionaba como un plazo fijo sin riesgo pero que le iba a dar algo más de rentabilidad y que se lo ofrecían por ser un buen cliente suyo.  

Ante dicha información, el cliente que no tenía ninguna experiencia en contratación de productos complejos o valores, anteriormente había contratado únicamente productos sin ningún tipo de riesgo, decidió invertir 50.000 euros con 10 cupones. 

Esta inversión resultó ser un producto convertible en acciones del propio banco con vencimiento prefijado, algo que hacía que pusiera en riesgo sus ahorros, pudiendo perder la parcialidad en el canje o incluso perder la totalidad de la inversión. 

La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Pamplona, entiende que “En definitiva el Banco así mismo no ha probado que cumpliese su deber de facilitar al cliente una información adecuada sobre los riesgos concretos de la inversión de forma escrita como verbal

Por lo expuesto, probado un incumplimiento grave de la entidad de los deberes y obligaciones contractuales de información al cliente y de diligencia y lealtad respecto al asesoramiento prestado por el banco e imputado a este incumplimiento los daños producidos al cliente que corresponde con el valor de adquisición de los valores canjeados en acciones del Banco Popular. Procede por todo ello a estimar la acción indemnizatoria.”

Iñaki Iribarren, socio director en IRIBARREN ARTOLA Abogados, especialista en derecho del consumidor y bancario, abogado que ha llevado la dirección letrada del procedimiento judicial indica “es una sentencia muy buena porque si bien anteriormente parecía que los valores Santander ya no podía reclamarse al entenderse prescritas y caducadas todas las acciones posibles, hemos conseguido a través de una acción perfectamente aplicable a este tipo de productos que se sujeta a un mayor plazo que nuestro cliente pueda recuperar el dinero que había perdido de sus ahorros.

Según ha indicado "estamos contentos por el cliente, ya que se hace justicia del engaño que había sufrido y además, porque ayudará a que otros puedan reclamarlo" y considera que "esta sentencia abre la puerta a los afectados navarros de “Valores Santander” que no han reclamado todavía, pues aún estarían en plazo si se sujetan a dicha acción pudiendo reclamar el dinero que han perdido por este producto tóxico.”

¿Qué son los Valores Santander?

Se estima que más de 130.000 consumidores perdieron con el canje en torno a un 85% de la inversión realizada inicialmente. Esta operación se conoció como el Botín de Botín.

Producto complejo que se vendió al consumidor medio como un plazo fijo y resultó ser unas obligaciones subordinadas con canje obligatorio en acciones en fecha de vencimiento.

Cómo se comercializaron los valores Santander

La mayoría de consumidores compraron este producto, avalado por la información dada por los diferentes trabajadores de las oficinas del banco, quienes explicaban el producto complejo como un simple plazo fijo sin ningún tipo de riesgo en la inversión y sin posibilidad de pérdida. Una operación segura con una rentabilidad apetecible.

Qué eran realmente los valores Santander

Eran obligaciones subordinadas que daban una rentabilidad mientras tenías las mismas, pero que tenían un problema, no se mantenía en la cartera y tenían liquidez inmediata, si no que al vencimiento se convertían en acciones del Banco Santander pagándoles por las obligaciones lo que cotizaría la acción del banco en fecha de vencimiento.

El banco no cumplió con sus obligaciones debidas, estando probado que en ningún caso entregó ni folleto ni nota de valores a los afectados, para que pudieran conocer realmente el producto que estaban contratando, generando una ocultación por falta de información por la que deberá responder.

Espero les haya gustado el artículo, pronto publicaremos más novedades de consumidores y banca. 
 

Si están interesados en más información pueden visitarnos en la página web del despacho IRIBARREN ARTOLA Abogados, donde podrán conocernos y ver la metodología de trabajo, pudiendo informarse sin compromiso de nuestro servicio de Asesoramiento Jurídico y Defensa Judicial.

IRIBARREN ARTOLA Abogados somos un despacho de referencia en derecho bancario en la defensa de los intereses de los clientes en Navarra, País Vasco, La Rioja y Aragón. Nos avalan los resultados y la confianza de nuestros clientes durante todos estos años.
Si quieren contactar con nuestro despacho de abogados pueden hacerlo a través del email abogados@iribarrenartola.com o llamando al 848473789 o 660880184.

 

 

Un navarro recupera 50.000 euros invertidos en “Valores Santander”
Comentarios