Ocho de cada vez navarros realiza alguna práctica para evitar el desperdicio alimentario

Las mujeres reutilizan los restos alimentarios en mayor medida que los hombres -71% frente al 55%-. Por su parte, los residentes en la Comarca de Pamplona dicen que planifican sus compras en mayor medida que los de otras zonas -68% frente al 57%-

Ocho de cada vez navarros realiza alguna práctica para evitar el desperdicio alimentario

 

Casi ocho de cada diez consumidores navarros -el 79%- realiza alguna práctica para evitar el desperdicio alimentario, según indica una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache.

Las dos prácticas principales son reutilizar los restos de comida -lo hace el 64%- y planificar mejor las compras -lo hace el 63%-, ha explicado la asociación en una nota.

Las mujeres reutilizan los restos alimentarios en mayor medida que los hombres -71% frente al 55%-. Por su parte, los residentes en la Comarca de Pamplona dicen que planifican sus compras en mayor medida que los de otras zonas -68% frente al 57%-.

Además de tratar de no desperdiciar comida en casa, el 57% de los navarros ya pide en los restaurantes que les envasen la comida sobrante para llevársela a casa, once puntos más que hace un año.

Según ha apuntado Irache, "como término medio, cada persona desperdicia 75 kilos de restos alimentarios al año por diferentes causas, como la falta de planificación en la compra, el inadecuado almacenamiento y consumo, o el exceso en las raciones cocinadas". La estimación es que anualmente en la Comunidad foral "más de 115.000 toneladas de alimentos terminan en la basura".

"Por otro lado, el 10% de los gases de efecto invernadero mundiales se emiten en la producción y gestión de alimentos que acaban en la basura", ha indicado.

La asociación de consumidores ha destacado que "evitar el desperdicio alimentario es una actitud necesaria en un consumo responsable" y ha animado a llevar a cabo prácticas con este objetivo. "Aprovechar al máximo los recursos naturales es respetar el entorno natural y colaborar con un modo de consumo más sostenible", ha subrayado Irache, que ha añadido que "no desperdiciar comida es una práctica de ética y justicia social". Ha resaltado, además, que "estas prácticas colaboran en la economía familiar al optimizar el gasto en la compra de comida".

Por otro lado, la asociación ha señalado que, además de en los hogares, "otra buena parte" del desperdicio alimentario se produce "en las diferentes fases de producción, elaboración y comercialización de los alimentos". Por ello, ha animado a que el consumidor "se informe sobre las prácticas de aprovechamiento alimentario que llevan a cabo los establecimientos alimentarios donde compra".

Ocho de cada vez navarros realiza alguna práctica para evitar el desperdicio alimentario
Comentarios