Nueve de cada diez navarros prefieren los guisos tradicionales frente a la cocina creativa

Nueve de cada diez navarros prefieren los guisos tradicionales frente a la cocina creativa

Según el estudio los españoles frente a la cocina: gustos y costumbres que destaca que el 57% de los navarros confiesa tener presentes los consejos de la madre a la hora de cocinar. Más del 98% de los navarros se considera saludable a la hora de comer: el horno y la plancha (35,7%), son los principales aliados en su cocina. Más del 64% de los navarros valoran el sabor, aroma y textura de los alimentos, por encima de las propiedades nutricionales (21,4%)

Pamplona/Iruña, 18 de octubre 2016

Los navarros disfrutamos de la gastronomía, eso no es ningún secreto. De hecho, se nos conquista por el estómago.

Pero también nos gusta cocinar en casa, una tendencia potenciada en los últimos años por distintos factores como el auge de los programas de TV, la importancia de la dieta mediterránea y una dieta saludable así como la fama internacional de nuestra cocina. ¿Cómo lo hacemos? ¿Cuánto tiempo dedicamos? ¿Somos más de planificar los menús o de improvisarlos? ¿Preferimos los guisos tradicionales a la cocina creativa? Estas son algunas de las cuestiones que aborda el estudio 'Los españoles frente a la cocina: gustos y costumbres', elaborado por la consultora independiente Toluna para la marca Crock-Pot, marca líder en slow cooking.

¿Ella o él?

Los navarros han evolucionado en este sentido, equilibrando responsabilidades. Aunque sigue siendo la mujer la que prepara el menú en casa –según el 43% de los encuestados- el hombre también ha asimilado este rol, incrementando su actividad en la cocina. Y está claro que disfrutamos cocinando; porque confesamos que, aunque resulta necesario, también lo hacemos por placer (más del 42.8%% de los encuestados).

Aunque los cocineros tienen la fama, según casi un 66,6% de los encuestados es la mujer navarra la que mejor cocina. Argumentan motivos como la paciencia (50%) la sensibilidad y la pasión que le pone a la cocina (21.43%)

El tiempo es oro

En cuanto a las horas que pasamos frente a los fogones, hemos aprendido a optimizar el tiempo, pero hay platos que requieren más tiempo, de tal forma que el 35,71% de los navarros confiesa dedicar de 3 a 6h a la semana en la cocina, mismo porcentaje que reconoce dedicar más de 6 horas. Y si hablamos de días, el 78,5% de los baleares cocina de lunes a domingo.

El tiempo juega en nuestra contra. De hecho, cocinaríamos más a menudo si tuviéramos más tiempo, según más del 64.3% de los encuestados. Los navarros argumentan otros motivos, además, como que la cocina les aburre, no les gusta (14,3%).

Internet y las recetas de nuestras madres, principales referencias para descubrir nuevas recetas

Respecto a las recetas que solemos cocinar, internet (42,8%) y las recetas que aprendimos de nuestras madres (41,6%) son las principales fuentes utilizadas por los navarros para descubrir nuevas posibilidades. En tercer lugar, están los libros de recetas tradicionales, con un 22,4%.

Al preguntarles cómo aprendieron a cocinar, el 57% confiesa que absorbieron las enseñanzas de la madre, mientras que el resto (42,8%) se define coo autodidacta en la cocina

¿Tradicionales o creativos?

Los navarros seguimos siendo clásicos, también en la cocina. Nos decantamos por los guisos tradicionales (92,8%) frente a la cocina creativa (7,14%). De hecho, más del 75% de los navarros a los que se les ha preguntado reconoce que los platos que cocinamos ahora han perdido el sabor, el aroma y la textura de antaño y a todos les gustaría recuperarlos.

A la hora de valorar la comida elegimos el sabor, el aroma y la textura de los alimentos (64,3%), en primer lugar. Las propiedades nutricionales son fundamentales para más del 21% de los navarros.

¿Cómo cocinamos?

En la cocina de los navarros la improvisación marca la pauta: un 78,5% frente al 21,4% que prefiere planificar el menú semanalmente.

Respecto a la forma de cocinar, empleamos, como principales técnicas, la cocción –primera opción, según un 42,8% de encuestados-; le sigue la plancha con un porcentaje de 35,7% y el horno (14,3%)

En cuanto a los electrodomésticos más utilizados –los navarros eligen con el mismo porcentaje (35,7) el horno y la plancha; seguido de la olla de cocción lenta (14,3%). Al preguntarles si tienen en cuenta el ahorro energético a la hora de cocinar, el 57% de los navarros reconoce que no es una cuestión que le condicione, aunque intenta no abusar del gasto de energía

¿Qué comemos?

Más del 92,8% de los encuestados piensa que come saludablemente frente a un 7% que argumenta razones de gusto –abusa de lo que no debería- para no hacerlo. Tampoco somos de comida rápida (85,7%) ni de platos precocinados (71,4%): reconocemos no comerlos habitualmente.

El estudio, desarrollado por la consultora independiente Toluna, se ha realizado a 1.000 españoles a través de un panel online. La muestra incluía a hombres (50,7%) y mujeres (40,3%) de los siguientes rangos de edad: 25-39 (41,4%), 40-54 (44,8%) y 55-60 (13,8%).

Slow Cooking o cocina a baja temperatura

Se trata de una tendencia muy implantada en mercados como el americano, el británico o el norte de Europa, que ha llegado a España para quedarse, pues entronca directamente con nuestro estilo de vida actual y nuestro gusto por la cocina tradicional.

Es perfecta para aquellas personas que no tienen demasiado tiempo o no poseen grandes conocimientos o habilidades en la cocina, pero que no quieren renunciar a preparar recetas deliciosas y saludables. La cocción lenta, a diferencia de otras formas de cocción, permite mantener todos los nutrientes y potenciar el sabor, la textura y el olor de los alimentos, ahorrando tiempo y dinero.

Crock-Pot® fue la primera olla de cocción lenta eléctrica en comercializarse y se ha convertido, por pleno derecho, en sinónimo de slow-cooking. Permiten cocinar con los beneficios de la cocción a baja temperatura sin estar pendiente del guiso. Los resultados son platos sabrosos, nutritivos y saludables.

Sobre Jarden Consumer Solutions

Jarden Corporation es proveedor líder de una amplia gama de productos de consumo, con una cartera de más de 120 marcas de calidad vendidas a escala mundial.

Jarden opera en tres áreas principales de negocio, a través de un número de marcas muy reconocidas, incluyendo: Branded Consumables: Ball®, Bee®, Bernardin®, Bicycle®, Billy Boy®, Crawford®, Diamond®, Dicon®, Fiona®, First Alert®, First Essentials®, Hoyle®, Kerr®, Lehigh®, Lifoam®, Lillo®, Loew Cornell®, Mapa®, Millefiori®, NUK®, Pine Mountain®, Quickie®, Spontex®, Tigex® y Yankee Candle®; Outdoor Solutions: Abu Garcia®, AeroBed®, Berkley®, Campingaz® and Coleman®, Dalbello®, ExOfficio®, Fenwick®, Gulp!®, Invicta®, K2®, Marker®, Marmot®, Mitchell®, PENN®, Rawlings®, Shakespeare®, Squadra®, Stearns®, Stren®, Trilene®, Völkl® y Zoot®; y Consumer Solutions: Bionaire®, Breville®, Crock-Pot®, FoodSaver®, Health o meter®, Holmes®, Mr. Coffee®, Oster®, Patton®, Rainbow®, Rival®, Seal-a-Meal®, Sunbeam®, VillaWare® y White Mountain®. Con sede en Florida, Jarden ocupa el puesto 383 en el ranking Fortune 500 y cuenta con más de 30.000 empleados en todo el mundo. Para más información, visite la web www.jardencs.com o contacte localmente con el teléfono de Atención al Cliente 902 051 502.

Nueve de cada diez navarros prefieren los guisos tradicionales frente a la cocina creativa
Comentarios