Detectan diferencias de hasta un 289% en el viaje con bonobús en autobús urbano entre diversas ciudades del país

Pamplona, entre las pocas ciudades que subieron los precios el año pasado tanto en viaje sencillo como en bonobús 
Detectan diferencias de hasta un 289% en el viaje con bonobús en autobús urbano entre diversas ciudades del país

Utilizar un bonobús o tarjeta monedero similar que permita el transbordo puede llegar a tener una diferencia de precio de un 289,3% según la capital de provincia en la que se encuentre el usuario.

Es una de las conclusiones de la comparativa anual de tarifas de autobús urbano realizada por Facua-Consumidores en Acción en 57 ciudades españolas, entre las que están todas las capitales de provincia, las dos ciudades autónomas, las capitales de comunidades autónomas que no son capitales de provincia y tres de las ciudades que tienen mayor población que las capitales de sus provincias (Gijón, Jerez de la Frontera y Vigo). En el caso de Pamplona, la capital está entre las pocas ciudades que subieron los precios el año pasado tanto en viaje sencillo como en bonobús y aplica un 30% de descuento hasta 31 de diciembre por las medidas adoptadas por el Gobierno central, aunque hay ciudades que llegan al 50% de descuento (otras como Logroño no lo aplican). 

El análisis contempla las tarifas habituales de cada territorio, y no tiene en cuenta los descuentos aplicados de manera excepcional por el Gobierno hasta final de año.

El estudio de Facua muestra que Madrid, San Sebastián y Barcelona siguen siendo las ciudades con tarifas más caras cuando se utiliza un bonobús o tarjeta monedero similar con transbordo, igual que ya ocurría en 2021 y 2020.

De media, viajar en autobús utilizando un bono o tarjeta recargable similar con transbordo (el que ofrecen 51 de las 57 ciudades analizadas) cuesta 0,77 euros. Resulta llamativo el caso de Cáceres, que incluye esta categoría en sus tarifas, y sin embargo, mantiene el mismo precio que cuando se utiliza un viaje sencillo, esto es, 1,10 euros, con la posibilidad, eso sí, de hacer transbordo (algo que no permite el billete ordinario).

Un usuario puede ahorrar, de media, unos 0,47 euros por viaje si utiliza un bonobús con transbordo en lugar del billete sencillo o univiaje.

El trayecto con esta tarjeta más caro es el de Madrid (1,83 euros), que mantiene el mismo precio desde 2019, seguido por San Sebastián (1,26 euros), Barcelona (1,14 euros), Cáceres y Girona (1,10 euros) y Lleida (1 euro). Ninguna de estas ciudades ha modificado el importe en esta categoría respecto a las tarifas de 2021 y de 2020.

Es destacable en el caso de San Sebastián y Barcelona, la convivencia de este título con otras numerosas opciones que ofrecen mayores reducciones de precios para diferentes perfiles de usuario. En estas dos capitales el clásico bono 10 o tarjeta monedero similar es considerado como títulos de transporte para viajeros poco frecuentes. Se intenta fomentar así el uso del transporte público con una mayor frecuencia y, al mismo tiempo, desincentivar el uso del vehículo privado en los desplazamientos dentro de la ciudad y zonas metropolitanas.

En el otro extremo, los viajes más baratos para esta categoría se encuentran en Burgos (0,47 euros) Logroño (0,53 euros), Ávila (0,55 euros), Salamanca (0,59 euros), y Santiago de Compostela, Vitoria y Segovia (todas, 0,60 euros).

Son cuatro las ciudades que han incrementado este 2022 el precio del viaje con bonobús con respecto al año pasado: Gijón (de 0,70 a 0,75 euros), Palencia (de 0,60 a 0,65 euros), Pamplona (de 0,70 a 0,73 euros) y Teruel (de 0,83 a 0,90 euros). Por su parte, sólo ha habido dos donde se haya reducido la tarifa: Valencia (de 0,90 en 2021 a 0,85 euros en 2022) y Granada (de 0,85 a 0,82 euros).

BILLETE SENCILLO

Del total de ciudades analizadas, son seis las que han subido el precio del billete univiaje o sencillo en el último año. En Gijón esta subida es del 20%, pasando de 1,25 en 2021 a 1,50 euros en 2022. También se ha incrementado un 12,5% en Palencia (de 0,80 a 0,90 euros), un 9% en Teruel (de 1,10 a 1,20 euros), un 8% en Santa Cruz de Tenerife (de 1,25 a 1,35 euros) y un 3,7% en Pamplona (de 1,35 a 1,40 euros). Señalar que en ninguna se ha reducido el precio del billete univiaje.

El billete univiaje o sencillo cuesta de media 1,24 euros en 2022. Con respecto al año pasado, ha subido un 0,9%. La diferencia entre la ciudad más cara (Barcelona, donde cuesta 2,40 euros) y la más barata (Lugo, con una tarifa de 0,64 euros) es de 275%.

TARJETA MENSUAL

La tarjeta que permite viajes ilimitados en un periodo de tiempo de un mes se ofrece en 41 de las 57 ciudades incluidas en el estudio. Su tarifa oscila entre los 15 euros de Albacete y los 54,60 euros de Madrid, mismo precio que en los cuatro últimos años. La tarifa media es de 33,85 euros, un 1% más que en 2021, cuando la media se situaba en 33,50 euros.

Tres ciudades suben las tarifas de este título de transporte: Bilbao un 10% (de 30 euros en 2021 a 33 euros en 2022), Gijón un 7,3% (de 37 euros a 39,70 euros) y Pamplona un 4% (de 30 euros a 31,20 euros). Por su parte, son dos las que han reducido en el último año el precio del bono mensual: Las Palmas de Gran Canaria hasta un 20% (de 35 euros en 2021 a 28 euros en 2022) y Santa Cruz de Tenerife un 5% (de 40 a 38 euros euros).

Diversidad de perfiles y de combinación de medios de transporte

FACUA valora el fomento del uso del transporte público, más económico y mejor para el medio ambiente, que están haciendo numerosas ciudades a través de la diversificación de perfiles de uso a través de una mayor oferta de títulos de transporte. Así, Barcelona no sólo cuenta con numerosas bonificaciones, como la gratuidad del uso del autobús hasta los 16 años, sino también diferentes bonos multipersonales. Entre otros, existe uno específico para situaciones especiales de contaminación. Destaca la Tarjeta Verde, que ofrece la posibilidad de viajar gratis en transporte público durante tres años a aquellas personas empadronadas en el ámbito de la ATM (Autoridad de Transporte Metropolitano) que acrediten el desguace reciente de un vehículo contaminante y que se comprometan a no adquirir otro durante el periodo de vigencia de la tarjeta.

Otras ciudades ofrecen diferentes modalidades de abonos mensuales progresivos, esto es, más baratos conforme más se viaja. Es el caso de Palma, A Coruña, San Sebastián, Tarragona y Girona. En estas últimas dos ciudades (así como en Lleida) además, conviven los títulos de transporte municipales con los comarcales, que ofrecen una gran variedad de billetes multiviajes.

En Euskadi, además, existe la posibilidad de utilizar el título de transporte de una ciudad en otras capitales de provincia, donde las tres tarjetas monedero de las capitales (Mugi en San Sebastián, BAT en Vitoria y Barik en Bilbao) son válidas en los tres sistemas de transporte (aunque varían las tarifas de uso conforme a las tarifas locales).

La asociación destaca también el esfuerzo de algunos servicios de transportes urbanos para unificar títulos y permitir el uso de una única tarjeta en autobuses y otros medios de transporte, como trenes de cercanías, metro, tranvía o en autobuses interurbanos. Es el caso de nuevo de las tres provincias catalanas mencionadas anteriormente, pero cada año se suman más ciudades a esta nueva modalidad.

DESCUENTO DEL GOBIERNO

Como medida excepcional para fomentar el uso del transporte público, el Gobierno de España financia una reducción de un 30% en el precio de todos los abonos y títulos multiviaje en los servicios de transporte público colectivo terrestre de competencia autonómica o local, vendidos entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2022. Los gobiernos regionales y locales tienen además la posibilidad de ampliar este descuento hasta el 50% con sus propias aportaciones económicas.

Un total de 35 de las 57 ciudades analizadas en este estudio están aplicando de manera genérica un descuento del 30% en sus abonos y títulos multiviaje. Por su parte, hay 11 de ellas que han incrementado este descuento hasta el 50%: Albacete, Bilbao, Burgos, Córdoba, Las Palmas, Ourense, Palma de Mallorca, Pontevedra, San Sebastián, Santa Cruz de Tenerife (sólo en abono mensual para residentes) y Vitoria.

Detectan diferencias de hasta un 289% en el viaje con bonobús en autobús urbano entre diversas ciudades del país
Comentarios