El Mercado de Santo Domingo disfrutó de unos divertidos trovadores modernos

El Mercado de Santo Domingo disfrutó de unos divertidos trovadores modernos

Este sábado, 28 de enero, el Mercado de Santo Domingo ha disfrutado de la iniciativa ‘Juglares y aperitivos’. Con ella, el Mercado de Santo Domingo de Pamplona ha iniciado una nueva actividad de animación comercial con microteatro que tendrá continuidad todos los últimos sábados de mes

Pamplona/Iruña, 29 de enero

El Mercado de Santo Domingo ha recogido este sábado  una antigua tradición de los mercados y plazas públicas: los juglares. Con la música, los asistentes a este evento disfrutaron de las interpretaciones de dos de estos juglares modernos, con composiciones y coplas medievales a medida del mercado, mientras se podían saborear los deliciosos productos de primera calidad y máxima frescura que ofrecieron los diferentes puestos del Mercado de Santo Domingo, el más antiguo de la ciudad, en un aperitivo muy agradecido por los numerosos clientes.

El evento ‘Juglares y aperitivos’ “pretende divulgar pequeñas historias de los comerciantes de Mercado de forma muy amena y consiguiendo mover a los asistentes para que prueben productos de diferentes puestos”, ha afirmado Susana Frommknecht, experta en marketing, y gerente del mercado de Santo Domingo.

El Mercado de Santo Domingo, el más antiguo de la ciudad de Pamplona, desarrolla actividades lúdicas y de ocio periódicamente con el objetivo de dinamizar este enclave comercial y transformarlo en un lugar de encuentro, diversión, cultura y relaciones entre vecinos. Así ha organizado eventos culturales y de ocio como  el “Mercado de los artistas” o un “bookcrossing” para celebrar la Fiesta del Libro de abril, así como se convirtió en pasarela de moda con el Mercado Fashion Weekend, o la celebración de un encuentro de Hostelería y los recientes show cooking navideños, entre otras muchas actividades.

El próximo 18 de febrero, sábado,  será el turno de los Caldereros que constituirá el primer acto del carnaval pamplonés.

El Mercado de Santo Domingo disfrutó de unos divertidos trovadores modernos