Marta Martínez, responsable de Ruhna: “Muchos me dicen que tengo una tienda muy bonita y que entrar aquí es echar a volar la imaginación en moda y complementos”

Foto. Marta Martínez, en la tienda Ruhna de Pamplona
Foto. Marta Martínez, en la tienda Ruhna de Pamplona
Marta Martínez, responsable de Ruhna: “Muchos me dicen que tengo una tienda muy bonita y que entrar aquí es echar a volar la imaginación en moda y complementos”

En este original comercio de la calle Comedias se pueden encontrar todo tipo de ropa y complementos de diseño independiente, incluyendo artesanía y piezas únicas

Marta Martínez es la propietaria de Runha, que toma el nombre del antiguo río Arga como emblema de un comercio único en Pamplona. Con una sonrisa recibe siempre a sus clientas-también los hay hombres que viene a buscar un regalo o complemento original, de las que dice estar “encantada”.

Marta ha recorrido miles de kilómetros para llenar las estanterías de Runha de ropa y complementos siempre originales y con diseñadores artesanos o independientes. Al principio, hace ahora 17 años, la tienda estaba situada en la calle San Antón, y posteriormente se trasladó a otro local de la calle Comedias, desde hace 8, ocupa un local comercial muy amplio en un bajo del número 19 de la calle Comedias, en una zona de mucho tránsito peatonal.

Marta Martínez explica que desde sus inicios en Ruhna ha trabajado con diseñadores pequeños e independientes, un concepto que hace años se asociaba de forma equivocada con la cultura ‘hippy’. La responsable de Runha asegura que actualmente también tiene ropa “un poco más comercial” aunque siempre manteniendo la filosofía de “dejar espacio para pequeños diseñadores”. Los complementos son otro de los fuertes de esta tienda que te atrapa en el mejor sentido de los casos cuando entras por primera vez con sus coloridos bolsos, bisutería, mochilas, o las boinas hechas a mano, siempre con ese “concepto de pequeños diseñadores y diseñadoras”, recalca Marta Martínez.

Una tienda única en Pamplona

Sin ánimo de ser pretenciosa, Marta explica que por todo ello Ruhna es una tienda “única” y asegura que es porque “lo que tenemos aquí en complementos no lo tiene ninguna otra tienda”.  Cuando Marta empezó, hacía kilómetros por todo el país para buscar proveedores y ahora que es más complicado “lo hago por internet”, aunque siempre tiene como referentes a la hora de comprar a sus “clientas habituales”.

En Ruhna se puede comprar ropa y complementos como guantes, bufandas, bisutería, paraguas, tazas, o incluso cuadernos. Marta asegura que además de la ropa, las mochilas “tienen mucho éxito” y también la bisutería “un poco más especial”, ya que ahora no se llevan las joyas como antes.

Marta Martínez lleva en su forma de trabajar el concepto de “ropa sostenible” y asegura que en su tienda siempre se puede encontrar “lo que me gusta que creo que le puede sentar bien a mis clientas y que no pase de moda”.  “La gente compra la ropa que le queda bien, que la lleva a gusto y que la defiende bien. No hay más secreto en la moda”, defiende. “Tengo otro concepto mucho más sencillo de lo que es la moda: rodearse de cosas bonitas porque te alegran la vida, y verte bien”, indica. En este sentido ya trabaja con algunos textiles ecológicos, como una colección de camisetas con algodón ecológico, aunque confiesa que les gustaría tener más todavía, 

Regalos originales 

La propietaria de Ruhna siempre tiene en mente a su clientela más habitual de la que confiesa ser muy fan. “Tengo unas clientas muy majas, que les encanta nuestra ropa, y estoy muy contenta con ellas; de hecho creo que eso se refleja a la hora de trabajar”, dice Marta. No en vano, asegura que “a la hora de comprar a los proveedores pienso en las clientas y que sean prendas bonitas”.

Al ser zona de paso, hay personas que llegan a Runha a comprar regalos o incluso a curiosear. “Me encanta que la gente entre a la tienda, aunque solo sea para echar un vistazo y pensarlo después”, dice Marta que recuerda que “muchos clientes nuevos me dicen que tengo una tienda muy bonita y que entrar aquí es echar a volar la imaginación”. “Además estoy encantada de que venga cualquier persona que quiera un regalo un poco más especial, saldrán de aquí contentos”, dice. 

Otros complementos que destacan en Ruhna son las boinas, todas ellas artesanales y de muy buena calidad, o los paraguas de colores. “Se venden muchos paraguas, son de muy buena calidad, todavía no nos han traído ninguno de vuelta”, bromea y recuerda que este tipo de complementos “dan mucho colorido en los días lluviosos; meter un chute de luz y de color en esos días en Pamplona es fenomenal”. 

También en Ruhna se puede comprar “llaveros artesanos para llevar llaves colgadas; antes se veían más y ahora es más difícil de encontrar”

Ruhna cuenta durante todo el año con una zona outlet, con productos todos ellos a 19,90€. Son todo ellos prendas de las que han quedado tallas sueltas, por lo que conviene echar un vistazo porque “hay cosas muy chulas”, como confiesa Marta. 

Ruhna está situada en la calle Comedias, 19 bajo de Pamplona, en el Casco Antiguo, y a un paso del Paseo Sarasate y de la Plaza del Castillo. Su horario de apertura es de lunes a viernes, de 10.30 a 14.00 y de 16.30 a 20.00 horas de lunes a sábado (en verano por las tardes de 17.00 a 20.30). Atienden consultas también por teléfono en el 948229460 o por correo electrónico en ruhnapamplona@gmail.com Para pedidos, novedades y consejos, puedes contactar también en sus redes sociales en Facebook e Instagram

Marta Martínez, responsable de Ruhna: “Muchos me dicen que tengo una tienda muy bonita y que entrar aquí es echar a volar la imaginación en moda y complementos”
Comentarios