“En Carnicería Charcutería Irina ofrecemos todo tipo de productos cárnicos y elaborados sin conservantes, colorantes, gluten ni lactosa porque somos lo que comemos”

Foto: Irina y Viorel, posan en el mostrador de su negocio de Buztintxuri
Foto: Irina y Viorel, posan en el mostrador de su negocio de Buztintxuri
“En Carnicería Charcutería Irina ofrecemos todo tipo de productos cárnicos y elaborados sin conservantes, colorantes, gluten ni lactosa porque somos lo que comemos”

Con tres meses de trayectoria, Carnicería Irina es todo un referente en el barrio de Buztintxuri por la calidad y variedad de sus productos en un local diáfano y totalmente nuevo. Además ofrecen productos de Rumanía de la máxima calidad

Irina y su marido, Viorel han cumplido recientemente tres meses al frente de Carnicería Charcutería Irina y en este breve espacio de tiempo han conquistado el paladar del vecindario de Buztintxuri y de otras zonas de Pamplona. Ellos mismos llevan más de 13 años viviendo en el barrio, y siempre pensaron que hacía falta un negocio así en Buztintxuri. 

La idea partió del deseo de abrir un restaurante, ya que ese era el plan inicial, pero teniendo en cuenta que cuando empezaron este proyecto la pandemia acababa de empezar, cambiaron su idea y decidieron emprender una carnicería dado que Viorel había trabajado en el pasado en este ámbito. 

Además, primaba el deseo de ambos de dar a conocer todos los preparados caseros y naturales que a diario preparaban para sus familiares y que tan especiales eran para ellos ya que siempre los preparaban con todo el amor para sus seres más queridos. Siempre han querido compartir su afición por los productos naturales, sin colorantes, conservantes, ni aditivos dado que Irina es celíaca. Así que como se dieron cuenta de lo difícil que era obtener este tipo de productos sin procesar en el mercado, decidieron ser ellos quienes proporcionan este servicio para el público. 

Comenzaron este proyecto comprando una bajera vacía y sin acondicionar que se encontraba en su vecindario. La bajera estaba en pésimas condiciones y fue el mismo Viorel quien se empeñó en hacer de ella un establecimiento digno de convertirse en una carnicería. 

Y así fue, el 16 de julio firmaron los papeles de la compra de la bajera y el 14 de agosto se les concedió el permiso para comenzar las obras. Poco a poco, los 132 metros de ladrillo y hormigón se fueron convirtiendo en lo que próximamente pasaría a llamarse: “Carnicería Charcutería Irina” La obra se alargó hasta finales de año y en la primera quincena de diciembre el establecimiento comenzaba a recibir la maquinaria, las vitrinas y la cristalera. 

De esta forma, el 22 de diciembre la obra se había finalizado y únicamente quedaba la concesión del permiso de apertura del local para poder comenzar la actividad comercial. Tras mucha espera, recibieron el anhelado permiso provisional de apertura y el 24 de diciembre abrieron las puertas de la carnicería al público. 

Desde entonces, no han cesado en su actividad y el establecimiento está dando resultados favorables, todo su esfuerzo esta siendo recompensado porque el barrio está respondiendo muy bien. 

En Carnicería Charcutería Irina se venden todo tipo de productos cárnicos, de charcutería y muchos tipos de quesos. 

Los que destacan de sus preparados son escalopes de ternera o cachopos, escalope de lomo, escalope de cabezada, nuggets de pollo, todos con harina sin gluten y elaborados sin conservantes ni colorantes, siempre hechos al día. 

También disponen de lomo relleno, muslos rellenos, pintxos de pechuga, pechuga rellena, solomillo relleno todo "sin gluten", todo elaborado con carne fresca de Navarra. Se pueden pedir además de encargo, y con un plazo mínimo de 24 horas, productos más especiales.

Unas hamburguesas de primera y sin aditivos ni colorantes artificiales

Por ejemplo las hamburguesas, que son otro de los productos que se venden mucho en Carnicería Irina se hacen las de ternera solo con lomo bajo, y con remolacha, no se utiliza colorantes, solo especias naturales, para darle color. También venden hamburguesas de pollo, y especiales con zanahoria o espinacas, o salchichas de pollo y cerdo con especias y sal, y pechugas de pollo o pollo de corral, sin colorantes ni aditivos.

Junto a ello, en Carnicería Charcutería Irina se puede comprar jamón de primera calidad, una amplia variedad de quesos y encurtidos y productos cárnicos de Rumanía como mici; pastrama de oaie; pastrama de pui; pastrama de pork; carnati de oaie, pui, pork, o pui vitia. Irina glosa la alta calidad de estos productos importados con lo que se abastece y asegura que a la gente de Pamplona también le gusta mucho probar estos o las salchichas de cerdo o de pollo, un fiambre rumano de pollo, o los quesos del país que “son muy buenos”, recuerda Irina. 

Además, en Carnicería Charcutería Irina se pueden adquirir quesos nacionales y snacks de rumanía y productos esenciales para el día a día como huevos de granja, patés y encurtidos o incluso leche Lacturale. “Intento tener un poco de todo, pero de buena calidad”, explica Irina. 

Recogen encargos por teléfono y WhatsApp

Carnicería Charcutería Irina está situada en la calle  Santos A. Ochandategui número 30, trasera, en el barrio de Buztintxuri. 

Su horario de apertura es, de lunes a viernes, de 9.00 a 14.00 y de 16.30 a 20.00 horas. y los sábados de 9.00 a 15.00 horas. Recogen encargos por WhatsApp o teléfono en el 642723196 o en la propia Carnicería, tanto para recoger como para llevar a domicilio. Puedes consultar sus novedades y productos en sus redes sociales en Facebook e Instagram. 

“En Carnicería Charcutería Irina ofrecemos todo tipo de productos cárnicos y elaborados sin conservantes, colorantes, gluten ni lactosa porque somos lo que comemos”
Comentarios