Las asociaciones juveniles e infantiles de los barrios de Pamplona aseguran que continuarán con su trabajo comunitario "a pesar de las limitaciones y obstáculos" del Ayuntamiento de Pamplona

Foto: Concentración y rueda de prensa en Etxabakoitz
Foto: Concentración y rueda de prensa en Etxabakoitz
Las asociaciones juveniles e infantiles de los barrios de Pamplona aseguran que continuarán con su trabajo comunitario "a pesar de las limitaciones y obstáculos" del Ayuntamiento de Pamplona

Lamentan el retorno a una situación de hace más de 30 años, y recuerdan que "ya no habrá diagnósticos, seguimientos y planes preventivos individuales compartidos con los equipos profesionales del Ayuntamiento, porque ya no disponemos de trabajadores que puedan hacer ésta labor"

Las asociaciones infantiles y juveniles de los barrios que gestionaban hasta el pasado 31 de diciembre los servicios de Acción Preventiva Comunitaria en Pamplona han asegurado este martes en un comunicado que "a pesar de todas las limitaciones y obstáculos el trabajo comunitario de las asociaciones de infancia y adolescencia continúa y continuará en los ocho barrios de Pamplona".

Así, recuerdan que "los grupos de participación, los proyectos de actividades, las técnicas, las voluntarias, las redes y los saberes de las asociaciones en los barrios ya no son recursos del Sistema Municipal de Protección a la Infancia porque el Ayuntamiento de Pamplona así lo ha decidido, a nuestro pesar". "

No obstante son recursos de las niñas, niños, adolescentes y sus familias de cada uno de los barrios porque son el lugar donde vivimos, somos vecinos y vecinas, y trabajamos por serlo con dignidad, libertad y justicia. Las niñas, niños y adolescentes que participan son nuestros hijos e hijas, nuestras amigas y amigos, nuestros vecinos y vecinas. No es una actividad privada, es comunitaria, pero ya no es municipal", insisten.

Además, añaden que "se ha terminado la coordinación técnica con las Unidades de Barrio y el EAIA municipal que se realizaba desde los Equipos Comunitarios de Infancia (profesionales) que disponía la asociación en el marco del Servicio de Acción Preventiva Comunitaria". "Ya no habrá diagnósticos, seguimientos y planes preventivos individuales compartidos con los equipos profesionales del Ayuntamiento, porque ya no disponemos de trabajadores que puedan hacer ésta labor. Como pasaba en los 90", lamentan.

En todo caso recuerdan que no "garantizamos la acogida de nuevos participantes en cualquier momento, en cualquier cuantía como hasta ahora, con sólo voluntariado dependerá de las circunstancias de la asociación".

Con todo apuntan que "las asociaciones van a colaborar con el Sistema de Protección a la Infancia como cualquier otro ciudadano informando de situaciones de desprotección cuando sean detectadas" y añaden que "en situaciones de riesgo se orientará a las familias a los servicios sociales municipales". "Sí se colaborará con los servicios de protección a la infancia que tengan la guarda de niñas, niños y adolescentes que forman parte de los grupos de participación de las asociaciones para garantizar su vinculación comunitaria con el barrio, como se colabora con la familia de cualquier niña/o", consideran.

El trabajo de las asociaciones, indican, "continuaran con su rol de defensa de los derechos de la infancia en los diferentes barrios". "Seguiremos denunciando las situaciones de vulnerabilidad e informando de ellas a las instituciones responsables, y haremos públicas las situaciones donde los derechos de las niñas, niños y adolescentes de cada uno de los barrios estén en riesgo", recuerdan.

También aseguran " los recursos y la Organización Comunitaria de las asociaciones estarán a disposición de las vecinas y vecinos, de sus colectivos y entidades, para el trabajo social y educativo con la infancia. También para los centros escolares, otros centros y otros servicios públicos". Esta colaboración se articulará en proyectos comunitarios y se organizará desde las redes comunitarias en las que las asociaciones participan y que siguen su actividad con la normalidad que permite la pandemia de COVID19, recuerdan.

Finalmente consideran que "las asociaciones siguen su actividad gestionada por las Educadoras Comunitarias (Voluntarias) de las asociaciones en grupos de participación sociales, educativos, culturales, deportivos y artísticos; escuelas Comunitarias de formación de los jóvenes; redes vecinales para el trabajo en común, y la coordinación con Centros Escolares, o el Centro de Salud… para el bienvivir de la infancia y la adolescencia del barrio".

Firman el comunicado las siguientes entidades: ASOCIACION UMETXEA SANDUZELAI de San Jorge (1995 – 2020), FEDERACION BATEAN de Rotxapea (1997 – 2020), ASOCIACION ALDEZAR del Casco Viejo - Aldezaharra (1997 – 2020), FEDERACION SINARZUBI de la Txantrea(2002 – 2020), ASOCIACION ETXABAKOITZ BIZIRIK (2005 – 2020), ASOCIACION YOAR de Arrosadia – Azpilagaña (2015 – 2020), ASOCIACION BIDEBERRI de Mendillorri (2015 – 2020) y ASOCIACION BUZTINTXUREANDO TXURI (2016 – 2020)*
(Entre paréntesis los años de gestión del Servicio de Acción Preventiva Comunitaria).

Las asociaciones juveniles e infantiles de los barrios de Pamplona aseguran que continuarán con su trabajo comunitario "a pesar de las limitaciones y obstáculos" del Ayuntamiento de Pamplona
Comentarios