Pamplona

Así es el nuevo circuito canino de Trinitarios

El nuevo circuito ‘Agility’ de Pamplona está compuesto por doce elementos, entre los que se incluyen vallas de salto, tableros, un salto de muro, una rueda de salto, un aparato que permite la práctica salto de longitud, un balancín, una rampa de subida y bajada, una pasarela, un túnel rígido y una tabla de slalom; a los que hay que sumar un cartel de información para la zona, con dibujos grabados en relieve para explicar las funcionalidades de cada aparato. Todos estos elementos están adaptados para las categorías de tamaños S, M y L, conforme a la Federación canina Internacional.

Las vallas de salto que se van a instalar cuentan con un indicador de altura y categoría grabado en relieve. Su barra de salto está elaborada en aluminio ligero, fácil de derribar y con sistema de tope en los extremos para facilitar el desplazamiento a través de las distintas posiciones y evitar robos. El circuito se compone además de otros tres elementos de salto. Uno de ellos, basado en un muro, está elaborado a través de un sistema de tejas móviles de polietileno antideslizante de alta densidad, que se pueden derribar para evitar daños a los perros en caso de colisión pero que permanecen unidas al muro para evitar robos. Por su parte, el aparato de salto de longitud cuenta con elementos de caucho antideslizante. Se deslizan fácilmente a través de las guías para adaptar la altura a las diferentes categorías. Tienen un sistema de bloqueo para evitar que se muevan. Además, el nuevo circuito ‘Agility’ de Trinitarios cuenta con una rueda de salto regulable en altura para ajustarse al tamaño de cada perro.

Los elementos del circuito ayudan a su correcta utilización con instrucciones e indicadores. Así, el balancín cuenta con zonas de contacto diferenciadas en varios colores para delimitar la posición idónea en el obstáculo. La rampa de subida y bajada identifica también las zonas de contacto, constituidas a través de listones de polietileno. La pasarela, por su parte, está provista de listones, que evitan deslizamientos y facilitan el acceso al animal.

Este tipo de circuitos están inspirados en las pruebas caninas ‘Agility’, que nacieron en el Reino Unido en el año 1977 fijándose en los concursos hípicos de salto. En estas pruebas, el perro debe de superar un recorrido con obstáculos diversos, siguiendo unas reglas específicas en cada uno de ellos y recogidas en un reglamento de carácter Internacional (Fédération Cynologique Internationale). El dueño-guía, puede animar a su perro en todo momento, sin llegar a tocarle, ni llevar nada en sus manos.

Así es el nuevo circuito canino de Trinitarios
Comentarios